Jóvenes de la Iglesia de Concepción celebraron 30 años de la Peregrinación Juvenil a Yumbel

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 9 noviembre, 2013

Una hermosa jornada se llevó a cabo este sábado 9 de noviembre, en nuestra Arquidiócesis, al conmemorarse los 30 años de la Peregrinación Juvenil al Santuario de San Sebastián en Yumbel, que este año reunió a miles de jóvenes provenientes de todos los rincones de la Iglesia de Concepción, en torno al lema “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

A primeras horas de la mañana y con mucho entusiasmo fueron llegando los peregrinos hasta la medialuna de Cabrero, donde tuvieron un momento de adoración al Santísimo. Luego, recibieron el envío por parte de Monseñor Fernando Chomali, quien nuevamente quiso caminar los 18 kilómetros junto a los jóvenes.

El Arzobispo señaló estar muy contento y maravillado con la juventud de nuestra Arquidiócesis, que respondió a la invitación de la Vicaría de la Pastoral Juvenil, la que organizó con mucho esmero esta peregrinación colmada de hermosas sorpresas.

El tiempo acompañó a los jóvenes durante todo el trayecto, ya que un cielo nublado dio sombra constantemente, lo que ayudó a no llegar tan fatigado al Santuario. Las cuatro estaciones presentes en el recorrido, también animaron a los peregrinos que en medio de cantos, oraciones y gritos iban avanzando los 18 kilómetros.

Asimismo, decenas de sacerdotes fueron dando a los jóvenes el sacramento de la reconciliación durante el camino, y así preparar el corazón para recibir a Cristo en la Eucaristía, la que fue presidida por nuestro Arzobispo, quien agradeció a todas las personas que organizaron esta jornada de encuentro, en especial al padre Pablo Leiva, Vicario de la Pastoral Juvenil, así como a todo el equipo de servicio.

Monseñor Chomali recalcó en su homilía que “cada uno de nosotros es un tesoro para el Señor, por lo tanto tenemos el deber de cuidarnos. Verdaderamente estos miles de jóvenes nos llenan de esperanza, porque aún creen en la fraternidad humana y  tienen puesta su mirada en un mundo mejor, pero no solamente preocupándose, sino también ocupándose. Creo firmemente que de aquí tendrán que salir los futuros sacerdotes y religiosas de nuestra Arquidiócesis, los futuros políticos de nuestro país, los buenos empresarios que generen trabajos nobles para poder generar un país mejor”.

La celebración de la liturgia eucarística contó con la animación musical de un coro de más de cien personas de distintas parroquias, además de cantautores católicos que quisieron acompañar con su don a la Iglesia se Concepción, que conmemoró las tres décadas de una peregrinación de fe a un lugar de fe.

Antes de la bendición final el padre Pablo Leiva, manifestó estar feliz y agradeció la presencia de cada uno de los peregrinos que son un gran regalo de Dios para la Iglesia. Asimismo, explico el signo de la cápsula que se instaló en el santuario y que quiere perpetuar el camino que se ha hecho hasta ahora, señaló que “han sido miles y miles de jóvenes desde 1983 que han peregrinado hasta este lugar, hay un recuerdo hermoso de todos estos años, como que muchos han descubierto aquí el camino de su vida, algunos de los sacerdotes que está acá fue también peregrino como ustedes. Y hoy el Señor también quiere que se vayan con esta pregunta ¿qué quiere Dios de mí? ¿qué significa para mí esta frase: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida?.

Luego, nuestro Arzobispo dio la bendición final, animando a todos los jóvenes a ser testigos de la fe y compartir la experiencia vivida durante este sábado, que para muchos comenzó a tempranas horas de la madrugada.

Más Iglesia Arquidiocesana