Jóvenes valoran que la Iglesia promueva la formación de líderes

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 18 enero, 2013

Al cierre de la Jornada de Formación, los jóvenes resaltaron el espacio y la calidad de contenidos y expositores.

Jennifer Molina, estudiante de pedagogía en Religión de la UCSC, afirmó que  “es una muy buena iniciativa del Arzobispado en conjunto con la UCSC y las Vicarías. Esta es una instancia fundamental para la formación para los jóvenes, para formar nuevos líderes y un poco más de acción y conciencia en política. Me gusta mucho, fue una bonita experiencia y tengo mucho interés en seguir. Es primera  vez que participo”.

René Betanzo, estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad de Concepción, estimó que “esta jornada ha sido espectacular por la calidad de las personas que compartieron con nosotros. Este encuentro no lo había visto en otro lugar. Es cercano y donde uno tiene total libertad para expresarse. Creo que  debieran repetirse siempre”.

Para el coordinador del programa, Pbro. Hernán Enríquez, los resultados de la jornada fueron muy positivos. “Estamos muy contentos, porque los resultados superaron las expectativas que teníamos. Tener a 35 jóvenes, durante los dos días,  fue importante. Ellos provenían de los mundos universitarios y secundarios, de parroquias y de colegios católicos. El programa comienza a tomar cuerpo y estamos muy contentos, porque el trabajo se va encaminando a través de la Universidad Católica, a través de su Unidad de Política y Social, además de las vicarías de la Educación y Pastoral Juvenil, antes lo había hecho la Pastoral Social. Y estamos contentos por la calidad de las personas que asistieron, profesores de las Universidades de Concepción, Católica y Santo Tomás”.

En esta oportunidad participaron mayormente jóvenes que venían por primera vez, es decir, que se integran al proceso de formación. En abril próximo se retomarán las actividades para los que se inician y continuidad para los que ya han cumplido una primera etapa.

El P. Hernán explicó que el plan de promoción son dos años, inicialmente, sin pensar aún en extenderlo. “Son dos años de trabajo intenso, en que podemos entregar elementos teóricos y prácticos y existenciales, por llamarlo de alguna manera o afectivos, que pueden ayudar a quienes de verdad sienten  la vocación al servicio público, que puedan comenzar a trabajar  con una base más sólida y como lo hemos dicho otras veces, este es un programa de formación y acompañamiento. La segunda etapa es de acompañamiento, profundización en su compromiso y en que hacen un trabajo más concreto”, precisó.

Planteó que este es un programa “en que ojalá algunos jóvenes y tal vez sea un poco soñador, puedan, en las próximas elecciones municipales,ser como candidatos a concejales. La impresión es esa, porque estamos formando jóvenes que concreten su compromiso político en cargos de servicio público”.

Más Iglesia Arquidiocesana