La Comisión de Defensa de Derechos Mapuches se reunió con experto internacional

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 24 agosto, 2011

Con la participación de José Miguel Vivanco, Director para las Américas de Human Rigths Watch, y la defensa del río Pilmaiquén, que hizo una joven mapuche, continuó el trabajo de la Comisión por los Derechos del Pueblo Mapuche, que entre sus miembros tiene a Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción.

La Comisión, que realizó su segunda sesión, está conformada además por Lorena Fríes Monleón, Directora Instituto Nacional de Derechos Humanos; Natividad Llanquileo Pilquimán, Vocera mapuche; Millaray Garrido Paillalef, Vocera mapuche;  Monseñor Pedro Ossandón, Obispo Auxiliar de Concepción y el Padre José Fernando Díaz, de la Comisión Nacional de la Pastoral Indígena Zona Sur, quien no pudo asistir en esta oportunidad.

Monseñor Chomali manifestó que “contamos con invitados del mejor nivel, para ir haciendo una idea desde  el corazón de la problemática,  para poder ayudar en lo que nos interesa y el compromiso que asumimos, en políticas públicas de largo plazo, promoverla, incentivarla, respecto del tema de los derechos del pueblo mapuche. En ese contexto, nos  hemos reunido, en un contexto además de mucho conflicto  social. Pero nosotros vamos a seguir avanzando en esta senda  y por eso estamos aquí”.

Lorena Fríes expresó que “un compromiso implícito que asumió la comisión, después que los 4 comuneros que  cumplen su condena en Angol y que bajaron su huelga de hambre , fue la  modificación de la Ley Antiterrorista: Explícitamente  hemos empezado por este tema, porque es el primero  a que nos comprometimos. No obstante, el nombre de la comisión lo dice,   es una comisión por la defensa del pueblo mapuche”.

Fríes agregó que “la problemática y la defensa de los derechos va  más allá de la judicialización de  los casos  mapuches e involucra otros temas que tienen que ver con el territorio y los recursos naturales, pero también  la mayor presencia  y mayor valoración política  es que el pueblo mapuche participe, a través de la toma de decisiones,  por ejemplo,  en los procesos de consulta  de acuerdo  al convenio 169”.

Monseñor Chomali comentó que “la problemática del pueblo mapuche es un tema poco visibilizado  y  cuando se visibiliza es mal visibilizado y de hecho, mucha gente  se dio cuenta que de la realidad del pueblo mapuche sabia muy poco y  lo que sabía lo sabia mal. Creo que esta mesa pretende  ser una garantía de mostrar  la realidad tal cual es, porque muchas veces  cuando la realidad se oculta, se altera, la gente queda con prejuicios y si hay algo importante en esto es sacar los prejuicios para actuar de acuerdo a lo que es verdadero y a lo que es justo, lo que es correcto, en ese sentido,  estamos trabajando en esa línea”.

De paso, Monseñor se refirió al clima de inquietud social que se vive hoy en el país. A su parecer  es una consecuencia del malestar que se ha ido generando  en el tiempo, en una sociedad mercantilizada. Dijo que “el ser humano  ha quedado entre paréntesis. El cuestionamiento  es qué tipo de sociedad estamos construyendo y, en ese  sentido, realidades tan fundamentales de la vida  humana, como son la salud, la vivienda, la educación, han quedado  entregadas absolutamente a una sociedad mercantilista y eso genera mucha injusticia”.

El Arzobispo llamó a “levantar la mirada de la razón humana”. Indicó que “en el fondo es desde la razón, desde la  inteligencia, desde la suma de la inteligencia, donde podemos llegar a realidades sensatas y  con eso, hay que llegar a terminar con  los prejuicios y  también con la pretensión de que uno es la medida de todas las cosas, nadie es medida de todas las cosas. Ni los estudiantes ni el gobierno  ni la clase política, sino que todos juntos  llegar a una búsqueda sincera de la verdad. Así, el país no va a prosperar. El llamado es un llamado a un dialogo fecundo. Insisto que para sentarse  a dialogar, la Iglesia  tiene sus puertas abiertas de par en par. Esta  comisión da ejemplo de ello, el intento sensato  de buscar la verdad a través del diálogo. Yo creo mucho en eso”, enfatizó.

La directora del INDH informó que la semana pasada estuvo en Ercilla por las denuncias respecto  a la intervención policial en las comunidades mapuches. Señaló que “las autoridades debieran agilizar los procesos de entrega de tierras, porque la baja ejecución que tiene CONADI  en esta materia, el  24 % ha significado o muestra que no ha habido traspaso de tierras más sustantivo  y por lo tanto,  está generando un conflicto que no  es difícil resolución  en la medida que se avance en la agenda que hay para que las comunidades recuperen territorio”.

Natividad Llanquileo se refirió a que “cuando se comienza el proceso de recuperación de tierras, usurpadas por empresas o particulares, siempre pasan problemas.  Yo lo viví en Tirúa y sigue el problema  en otros sectores. Este es un espacio de promoción y defensa de los derechos del pueblo mapuche, por lo tanto nuestra obligación y mi obligación es defender y denunciar las situaciones de violación de los derechos en contra de las comunidades mapuches”.

José Miguel Vivanco indicó que en el clima social que se vive en Chile, “hay que distinguir lo que son las demandas estudiantiles y el proceso social con la respuesta de tipo gubernamental tanto político como es la mantención y el restablecimiento del orden público. Lo que representa este proceso social, especialmente estudiantil, es un proceso que cuenta no sólo con legitimidad a nivel nacional, sino también ha generado una gran atención en el exterior. Ha sido sorpresa al enterarse de las deficiencias que el país presenta en estos ámbitos y las diferencias y la falta de oportunidades, que a pesar de los éxitos  a nivel macro, sigue existiendo el tipo de sociedad donde se ha ido concentrando  los recursos en pocos y la mayoría no ha visto los beneficios”, concluyó.

Más Iglesia Arquidiocesana