La Santa Sede y la ONU presentan un manual para erradicar el hambre en el mundo en 2030

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 18 diciembre, 2015

El Vaticano presentó un manual con los principios rectores de la ONU para acabar con la pobreza en el año 2030.

El documento se denomina Derechos humanos para las personas que viven en la extrema pobreza: un manual para la aplicación de los principios rectores de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos.

El manual ha sido realizado por la organización católica Franciscanos Internacional, con motivo del Jubileo de la Misericordia, para defender los derechos humanos de las poblaciones que viven en extrema pobreza

Francesca Restifo de la organización Franciscans International (FI) y directora de Abogacía Internacional ha señalado que "la eliminación de la pobreza extrema no representa solamente un deber moral, sino que también es una obligación legal, en virtud de la normativa internacional vigente en materia de derechos humanos".

"La pobreza extrema no es sólo una cuestión económica; es un fenómeno multidimensional que incluye tanto la falta de ingresos económicos como de las capacidades básicas para vivir con dignidad; algo que afecta de manera significativa a la capacidad de las personas para ejercer o recuperar sus derechos en un futuro previsible", ha detallado.

Agregó que la extrema pobreza "no es inevitable" sino que, en parte, "es una situación creada, fomentada y perpetuada por las acciones y omisiones de los Estados y otros agentes económicos".

Por otro lado, el obispo de Óbidos (nordeste de Brasil), monseñor Bernardo Johannes Bahlmann, ha lamentado la deforestación del Amazonas, que está provocando "consecuencias catastróficas para las poblaciones que la habitan y para todo el planeta". En este sentido, ha resaltado la necesidad de hacer un movimiento verde para reforestar la región.

Por su parte, el dirigente de Cáritas, Michel Roy, ha indicado que con este manual se ha querido "dar una señal fuerte" en el Año de la Misericordia. Para Roy, la Misericordia "no tiene que ser considerada como una acción débil opuesta a los derechos, porque ambas están relacionadas". "Los derechos sin amor se vuelven secos, no contribuyen a construir una humanidad en toda su dimensión".. Finalmente precisó que "amor y misericordia se inspiran en la justicia, incitando, motivando la justicia".

El objetivo del manual es ayudar a los actores locales a entender mejor las consecuencias, en términos de derechos humanos, para las personas que viven en la pobreza extrema, y proponerles una serie de acciones concretas para exigir sus derechos y convertirse en agentes del cambio.

Más Iglesia Arquidiocesana