La Virgen convocó a miles de personas creyentes y no creyentes

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 9 diciembre, 2011

Desde las primeras horas de la madrugada del jueves último, el campo de oración del cerro La Virgen, en Concepción y de otros lugares de la Arquidiócesis recibieron a miles de personas creyentes y no creyentes, atraídos por la Santísima Virgen María.

Monseñor Fernando Chomali dijo que esta expresión del pueblo, la Iglesia la valora mucho, agregando que esto explica que Chile es un país mariano. “Nosotros como Iglesia valoramos con mucho optimismo esta manifestación de fe, porque Chile es un país mariano y la razón es que la Virgen María representa lo que anhelamos nosotros en nuestro corazón: humildad, sencillez y disponibilidad a Dios, que son que respetamos mucho  no sólo los creyentes, sino también personas no creyentes.  Son personas que llegan convocados por la Santísima Virgen para mostrar el camino a Jesús”, señaló.

Grandes celebraciones se vivieron en Coelemu, donde estuvo presente Monseñor Chomali; en Lirquén, donde estuvo monseñor Pedro Ossandón; en Coronel y en Concepción, donde también participó nuestro arzobispo. 

En Concepción, se celebraron misas en distintos horarios culminando a las 18.30 horas con la eucaristía de clausura de la festividad de la Inmaculada Concepción, que presidió Monseñor Chomali, quien invitó a los fieles a fortalecer su fe, a trabajar en las parroquias y comunidades. En su mensaje invitó también a los jóvenes a una misa del domingo 11 de diciembre, a las 19 horas, que denominó “Misa de los lápices”, en una invitación a todos los jóvenes que rendirán la PSU.

Durante la mañana, una de las eucaristías fue presidida por el Pbro. César Bello, quien pocas horas antes había sido ordenado en la catedral. Fue su primera misa como sacerdote, oportunidad en que agradeció nuevamente a quienes lo apoyaron en todo su proceso de formación. En este contexto, invitó a los jóvenes a escuchar a Dios y a descubrir su vocación por el sacerdocio.

Previo a la misa de cierre del Mes de María y de clausura de la festividad de la Inmaculada Concepción, se realizó la tradicional procesión desde el frontis de la catedral hasta el cerro La Virgen,  que convocó a centenares de personas que rezaron el Santo Rosario y  reflexionaron con oraciones y cantos durante el trayecto. 

Al término de la celebración, el Pbro. Juan Carlos Marín, agradeció a todas las instituciones que ayudaron y colaboraron en la peregrinación al cerro La Virgen, lo cual permitió que no se registraran problemas de ninguna índole. En ese sentido, valoró el trabajo de Carabineros, Cruz Roja, Defensa Civil Scouts de la parroquia Natividad de María y otros grupos de apoyo.

   

Más Iglesia Arquidiocesana