Lavandería 21 celebró la Navidad junto a Navidad con Amor

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 diciembre, 2014

En un ambiente de alegría y solidaridad se llevó a cabo Navidad con Amor, cena que se desarrolla desde hace 14 años en calle Los Carrera con la esquina de Pratt, a gente en situación de calle.

Este año gracias a la campaña “Regala tu pinta” de la Lavandería Industrial 21, más de 300 personas en situación de calle que participaron de Navidad con Amor pudieron llevarse además  una tenida limpia y planchada. “Los jóvenes de la Lavandería lavaron la ropa y la clasificaron. Hoy la gente escoge la prenda que más les gusta, se la ponen y pueden cenar de una manera más digna para celebrar la Navidad”, dijo Sira Morán, una de las organizadoras del evento.

La cena la prepararon los voluntarios en el galpón de Todo Freno, con pollos asados y tortas donadas por distintas personas e instituciones que aportaron de manera desinteresada a la actividad que se realizó este 24 de diciembre, y en la vereda de calle Los Carrera se instaló un gran mesón para servir a los invitados. “Lo que hacen acá en la calle es hermoso para la gente como nosotros que no tenemos las condiciones de tener una cena mejor”, dijo Yiliam Vilches, quien vive en la calle desde hace 20 años, porque perdió a sus hijos por su adicción al alcohol y las drogas.

“Aquí hay mucha alegría, hay mucho entusiasmo, muchas personas que vienen a colaborar sin preguntarse a quién y eso es muy bonito, es un testimonio muy lindo, con el pesebre aquí presidiéndonos, es importante que nos demos cuenta de que siempre hay una luz en la vida, siempre, y todos pueden ser iluminados por Dios de distintas maneras”, comentó el Arzobispo de Concepción, Monseñor Chomali.

En Los Carrera también hubo un “Rinconcito Navideño”, preparado para los niños que llegaron junto a sus padres a cenar, y también para los hijos de los voluntarios, donde compartieron, jugaron, les pintaron las caritas y disfrutaron de distintos shows especiales para ellos.

Scarlett Vasquez participó por segundo año consecutivo como voluntaria en Navidad con Amor, y esta vez estuvo en el probador del ropero. Para ella fue una experiencia inolvidable, “las personas quedan muy conformes con la ropa que se les da, porque es ropa en buen estado y la cena está preparada con mucho amor. Ellos se conforman con tan poco, que con esto veo que hay que ser agradecido de lo que uno tiene”, comentó.

La actividad estuvo marcada por el amor con el que los voluntarios atendieron y a los más de 300 invitados que llegaron desde la calle a cenar y a disfrutar de la música y el show preparado para ellos. 

Más Iglesia Arquidiocesana