Los cinco consejos del Papa Francisco a los niños

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 19 diciembre, 2014

El Sumo pontífice se reunió con los niños de Acción Católica Italiana y les entregó un mensaje para motivar la fe y la vida cristiana desde pequeños.

1 – No se rindan nunca, porque aquello que Jesús pensó para su camino es todo para construir juntos: junto a sus padres, sus hermanos, amigos, compañeros de escuela, de catecismo, de oratorio, de la Acción Católica.

2 – Interésense en las necesidades de los más pobres, de los más sufrientes, de los que están más solos, porque quien eligió hacer el bien a Jesús no puede no amar al prójimo. Y así su camino en la Acción llegará a ser todo amor.

3 – Amen a la Iglesia, amen a sus sacerdotes, pónganse al servicio de la comunidad, porque la Iglesia no es solo los sacerdotes, los obispos…sino que es toda la comunidad, pónganse al servicio de la comunidad. Donen tiempo, energía, calidad y capacidad personales a sus parroquias y así testimoniar que la riqueza de cada uno es un don de Dios para compartir. ¡Es importante! Aquel “todo”: Todo por descubrir, todo para compartir, todo para construir juntos, todo amor…

4 – Sean apóstoles de paz y de serenidad, a partir de sus familias, recuerden a sus padres, a sus hermanos, a sus coetáneos que es bello amarse y que las incomprensiones pueden superarse, porque estando unidos a Jesús todo es posible. Esto es importante: Todo es posible. Pero esta palabra no es una invención nueva: Esta palabra la dijo Jesús, cuando descendía del monte de la Transfiguración. A aquel padre que le pidió sanar a su hijo, ¿qué le dijo Jesús? “Todo es posible para los que tienen fe”. Con la fe en Jesús si puede todo, todo es posible.

5 – Hablen con Jesús. La oración: Hablen con Jesús, el amigo más grande que nunca los abandona, confíen a Él sus gozos y tristezas. Corran a Él cada vez que se equivoquen y hagan algo malo, con la certeza de que Él los perdona. Y hablen a todos de Jesús, de su amor, de su misericordia, de su ternura, porque la amistad con Jesús, que ha dado la vida por nosotros, es un hecho para contar a todos. Todos estos “todo” son importantes.

Más Iglesia Arquidiocesana