Misión del nuevo Director Nacional de Pastoral Juvenil, Pbro. Pablo Leiva: “SERVIR A LA IGLESIA Y A LOS JÓVENES”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 17 septiembre, 2011

El Presbítero Pablo Leiva Rojas recibió con asombro, alegría y humildad el nombramiento de Director Nacional de la Pastoral Juvenil. “Uno siempre se ve superado frente a las llamadas que Dios nos hace”, comentó al saber la noticia que, sin duda, llena también de alegría a la Arquidiócesis de la Santísima Concepción.

El P. Pablo reconoce esta responsabilidad pastoral como “una nueva misión”, porque, según explica “esta vez (la misión) es para servir a la Iglesia, en la tarea de evangelizar a los jóvenes”. Y él está feliz y dispuesto a colaborar junto a la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil. Es, en sus palabras, “una maravillosa tarea”.

El nuevo timonel es penquista y nació el 24 de diciembre 1962. Su familia, con sus padres Alejandro y Carmen y sus tres hermanos (él es el mayor) ha sido un pilar fundamental en su vida. Es, en este contexto en que fue descubriendo su vocación, que se  fortaleció con su trabajo con niños y jóvenes en la Parroquia La Ascensión del Señor (Barrio Norte, Concepción), participando activamente en el MOANI (Movimiento apostólico de niños y adolescentes), la formación recibida en su familia y con el apoyo del Padre José Urrutia,  párroco en el tiempo de mi discernimiento.

Recuerda con mucho cariño la Parroquia San Juan Bautista de Hualqui y la Parroquia La Ascensión del Señor (Barrio Norte, Concepción), espacio donde fue sintiéndose entusiasmado y donde el apoyo y orientación de sus padres fue importante ¿Cómo influyen sus padres en su vocación sacerdotal? “Con la oración, el apoyo, cariño y sobre todo, permitiendo que con libertad respondiera a la llamada que el Señor me hacía a consagrar mi vida a Dios y su Iglesia”.

– ¿Cuándo ingresó al Seminario?

El 9 de marzo de 1981.

– ¿Cuándo se ordenó presbítero?

14 de agosto de 1988

– ¿Qué Obispo lo ordenó?

Monseñor Alejandro Goic

El P. Pablo ha cumplido una fructífera y reconocida  labor pastoral, así queda demostrado en su servicio sacerdotal en  las parroquias Natividad de María (Concepción), El Dulce Nombre de María (Ñipas), Nuestra señora del Rosario (Florida), Nuestra señora de la  Candelaria (San Pedro de la Paz), Santa Cecilia (Talcahuano) y actualmente como párroco en San Juan de Mata (Concepción).

Junto con lo anterior, ha asumido diversas e importantes responsabilidades. En los 23 años de sacerdocio ha realizado los siguientes servicios arquidiocesanos: Decano del Decanato Rural y del Decanato Talcahuano; Director del Departamento Vocacional Asesor del Departamento de Pastoral Juvenil del Arzobispado de Concepción; Director del Departamento de Misiones: Coordinador del Departamento de Pastoral de Educación Superior y Vicario de Pastoral de la Arquidiócesis de la Ssma. Concepción.

Asumir una responsabilidad  nacional, en el ámbito de la Pastoral Juvenil, validará ampliamente su vasto trabajo en la Pastoral Juvenil Arquidiocesana, en Concepción.  En ese sentido, el P. Pablo recuerda esa experiencia  como “un tiempo muy hermoso, junto a otros sacerdotes, religiosas y laicos intentamos hacer vida en la Iglesia la opción que ésta ha hecho por los jóvenes. Nos correspondió poner en práctica las Orientaciones para la Pastoral juvenil de la Cech. Lo más destacado fue realizar un trabajo de pastoral orgánica entre los decanatos, movimientos y colegios. Junto al Equipo diocesano, potenciar la pastoral juvenil en los decanatos”.

En lo personal, tiene un alto concepto y valor de los jóvenes. “Personalmente aprendí mucho de los jóvenes. Para mí, los jóvenes, son el presente y el futuro de la Iglesia. No sólo destinatarios de la acción pastoral de la Iglesia, sino agentes activos de la misión de hacer presente en este mundo el reino de Dios. Ellos  pueden ayudar mucho a la Iglesia a ser una Iglesia alegre, viva, solidaria, fraterna, consecuente y comprometida en mostrar el rostro amoroso de Dios”, subrayó.

Entonces ¿qué puede resaltar de esta prolongada labor pastoral?

“Mi trabajo en la pastoral territorial, como párroco, en esto me he sentido muy realizado siempre. También destaco el llamado que el Señor me ha hecho para trabajar por y con los jóvenes. Estas dos misiones me han acompañado toda mi vida de sacerdote y me han hecho muy feliz. Ahora, seguiré, Dios mediante, en mi tarea de párroco de san Juan de Mata, trabajando por la reconstrucción de su templo y dependencias, acompañando pastoralmente a Duoc UC de Concepción y a Encuentro Matrimonial”.

¿Cuáles son los principales desafíos de la Pastoral Juvenil?

“Ayudar a que la opción preferencial por los jóvenes que la Iglesia se ha propuesto desde hace años, sea una realidad concreta. Desde la dirección nacional de la Pastoral Juvenil animar una verdadera comunión entre las diócesis del país, los movimientos apostólicos y nuevas realidades, coordinarnos con la pastoral educativa, atendiendo a los jóvenes de los colegios, liceos e instituciones de educación superior. Continuar con lo que la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil viene realizando, especialmente los proyectos de la Misión Joven que ya se ha comenzado a preparar y que viviremos el próximo año, apoyar la realización del Congreso Nacional de Pastoral Juvenil de enero de 2012”

¿Qué espera de su nuevo cargo?

“Servir a la Iglesia de Chile y ayudar a la comunión de todos los que trabajamos en la importante misión de evangelizar a los y las jóvenes de nuestra Patria".

 

Más Iglesia Arquidiocesana