Misión País se puso al servicio de la provincia de Arauco

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 enero, 2016

Cerca de 300 jóvenes universitarios salieron al encuentro de localidades apartadas para entregarles compañía, esperanza y alegría.

Bajo el lema “En Cristo resucitado, seamos tierra de esperanza”, se realizó la décimo segunda versión de Misión País, que este año se concentró en la provincia de Arauco. Entre el 16 y 24 de enero cientos de universitarios compartieron con las comunidades para llevarles el amor de Cristo.

 

Los voluntarios se dividieron en siete localidades, Llenquehue, Sara de Lebu, Huillinco, Lebu Norte, Antihuala, Chillancito y Navidad , donde además de la misión puerta a puerta se realizaron talleres para niños, adultos y jóvenes de las zonas, para formar vínculos entre los vecinos y potenciar la vida de sus Comunidades.

 

Javier Torres, jefe regional de Misión País, afirmó que en este tiempo “son los jóvenes los que toman el protagonismo de la fe, dando espacio de sus vacaciones para jugársela por Chile y convertirlo en un país más santo, a través, de su testimonio de fe ”. 

 

Durante estos ocho días se vio un crecimiento de los misioneros “quienes salieron de su cotidianidad para entregar la misericordia de Dios a cada una de las familias, haciéndose parte de ellas y dando lo mejor de sí mismos cada día”, agregó Camila Troncoso, jefa regional de Misión País.

 

Si bien las misiones terminaron, la tarea continúa, “el llamado es que los voluntarios más a allá de una semana, logren llevar una misión permanente, tanto en la zona visitada como en su vida cotidiana, por eso invito a todos los jóvenes a que se den la oportunidad de vivir experiencias así y no dejen pasar la vida esperando que los cambios se hagan por si solos”, concluyó Javier.


Durante esa semana, los misioneros fueron acompañados por los sacerdotes de las parroquias misionadas y por sus asesores, el padre Víctor Álvarez, Vicario de los Jóvenes y el diácono Javier Molina, asesor de Misión País, como también por el padre Benjamín Donoso, coordinador de la Pastoral de Educación Superior. 

 

Más Iglesia Arquidiocesana