Monseñor Chomali celebró Eucaristía de Navidad en Hospital Regional

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 22 diciembre, 2015

En el contexto de Navidad, monseñor Fernando Chomali presidió una Eucaristía, en el hospital clínico Guillermo Grant Benavente (HGGB) de Concepción, en la pidió especialmente por los enfermos y sus familias; por los funcionarios, el voluntariado y los integrantes de la Pastoral de la Salud.

La celebración se realizó en la capilla la Capilla Medalla Milagrosa del establecimiento y concelebró el padre Yuliano Viveros, osa. Además, estuvieron presentes el  director del HGGB, Dr. Sergio Opazo, profesionales, funcionarios e incluso, algunos pacientes.

 En su mensaje, Monseñor Chomali expresó que  “Navidad es un tiempo de mucha densidad espiritual, porque celebramos la presencia de Dios en medio de nosotros. Ése es un misterio insondable, que tiene muchas repercusiones. La primera es que no estamos solos, porque Jesús nos acompaña,  haciéndose hombre y también nuestra humanidad queda divinizada, y por lo tanto,  Dios es un Dios cercano. Lo segundo, que éste es un año muy especial, porque iniciamos el Año de la Misericordia y Dios quiera que mirando a Jesús en el pesebre,  descubramos la belleza que hay en la humildad, en perdonar, recibir el perdón y perdonarse. Solamente así podremos vivir realmente la experiencia que significa el amor de Dios manifestado en Jesucristo y en nosotros”.

 E director del hospital agradeció  a Monseñor Chomali por su compañía en este momento del año y agregó que “tengo el orgullo de dirigir esta tremenda institución, y me alegra saber que las damas de blanco, la Pastoral, los funcionarios, tienen como verdadero norte, ayudar al prójimo, ayudar al que sufre, recuperar al que está enfermo. Y cuando la enfermedad no tiene tratamiento, apoyarlo porque es el momento en que más necesita compañía. El verdadero sentido de la Navidad ya lo señaló Monseñor, es el mensaje de esperanza que entrega el Hijo de Dios de amor al prójimo, de ayuda a todas las personas que lo necesitan, porque Él ha venido a redimir nuestros pecados y ofrecernos la posibilidad de una vida eterna”.

 Al concluir la Eucaristía, el padre Yuliano agradeció a los presentes por su participación, al coro de la parroquia San Agustín, al personal que durante el año donó distintos implementos y ornamentos litúrgicos e invitó para el próximo jueves 24 de diciembre, a las 16:00 horas, en la misma capilla, que ha sido declarada templo jubilar,  con ocasión del Año de la Misericordia.

Más Iglesia Arquidiocesana