Monseñor Chomali dictó primera conferencia de las Jornadas de Formación Permanente en Teología en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 9 octubre, 2012

“Jesucristo si, la Iglesia no. ¿Una falsa alternativa?” Ésta fue la conferencia que abrió las Jornadas de Formación Permanente en Teología en el Aula Magna de la universidad, impartida por el Arzobispo de Concepción y Gran Canciller de la UCSC, Monseñor Fernando Chomali. La apertura contó con la presencia de autoridades académicas encabezadas por el rector Dr. Juan Cancino.

La oración fue guiada por Víctor Vásquez, vocero de la vicaría de pastoral juvenil, en el contexto del año de la Misión Joven. Luego entregó su saludo y palabras de apertura el director del Instituto de Teología de la UCSC, Dr. Juan Carlos Inostroza, quien indicó “nos congratulamos por iniciar este ciclo de formación permanente, tan sentido desde hace años y que por fin cobra un rostro concreto en nuestra Universidad”.

A continuación intervino el Arzobispo. Antes de su exposición propiamente tal y frente a un auditorio copado, llamó la atención acerca del sentido de estas jornadas y lo que esperaba de ellas. “Dios quiera que con este ciclo de conferencias que esperamos sean siempre tan fecundas, pueda en primer lugar arder nuestro corazón como los discípulos de Emaús, al conocer a Jesús a través de la escritura, del Concilio, del Magisterio, y que también pueda arder nuestra propia inteligencia y decir esto es cierto, es verdadero, esto me llega a lo más profundo de la búsqueda que yo tengo de la verdad. Lo anterior en el contexto del año de la Fe, donde Benedicto XVI nos invita a que profundicemos en la Palabra de Dios, en el Concilio Vaticano II, un verdadero tesoro teológico, y ahondemos en el conocimiento del catecismo que es una excelente síntesis de lo que nosotros creemos y amamos”.

La conferencia de Monseñor Chomali abordó el Credo en dos puntos, que fueron  Creo en Jesucristo Nuestro Señor y Creo en la Santa Iglesia Católica. Luego hizo una referencia respecto de Iglesia de discípulos y misioneros de Jesucristo, para concluir con los desafíos que tenemos como Iglesia hoy.

Además, el Gran Canciller de la UCSC hizo un fuerte llamado a los presentes en el auditorio, en cinco puntos. Lo primero, señaló, “formarse espiritual e intelectualmente es una exigencia propia de nuestra fe. Y creo que en ese sentido el esfuerzo que están haciendo la Universidad Católica de la Santísima Concepción a través del Instituto de Teología y  el Arzobispado, es inmenso. Esta es la prioridad, tenemos que creer pero también tenemos que saber lo que creemos, de lo contrario vamos a terminar creyendo en cualquier cosa. En segundo lugar, debemos anunciar la belleza de la fe, la maravilla de creer, y profesarla con alegría, con gozo, con convicción. En tercer lugar, ser una comunidad orante. Que se note que hay un espíritu de oración, de saber que el Espíritu Santo nos invita a proclamar a Jesucristo como el Señor. En cuarto lugar una Iglesia que vive sacramentalmente, y en quinto lugar una Iglesia que sirve a los pobres”.

Al cerrar la exposición, Monseñor hizo una analogía entre la Iglesia y un jardín. “Siempre digo que la Iglesia es como un jardín, con algunas partes preciosas y otras secas. Los santos como San Alberto Hurtado, Santa Teresita de Los Andes, Santa Teresa de Calcuta, por ejemplo, embellecen mucho el jardín, y otras partes están más secas y llenas de maleza. Pero, sin duda, es nuestro jardín y lo tenemos que embellecer con nuestra vida y acción”.

“Quisiera terminar con una frase muy hermosa de San Francisco de Sales. ‘Todo pasa, sólo Dios queda y lo que hemos hecho y sufrido por su amor’. Y eso es cierto, lo único que queda al final del día es lo que uno ha hecho y sufrido por su amor. Cada vez hay más malls, más carreteras, se venden muchos autos al día, nos hacen creer que ahí está la fuente de la felicidad y créanme que realmente ahí no pasa nada. Siempre hay un vacío, solamente Dios puede hacernos realmente felices. Cumplir su mandamiento que es amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo es en definitiva lo único que dará auténtica consistencia a esta Iglesia maravillosa  que Dios nos ha regalado, y en la cual nos ha invitado a participar”.

Las Jornadas de Formación Permanente, organizadas por el Departamento de Teología del Instituto de Teología de la UCSC,  continúan hoy con la conferencia “Palabra de Dios, Fe y Alegría”, del Dr. Arturo Bravo Retamal; el miércoles con “Fe sana, razón saludable”, por el Pbro. Dr. Agostino Molteni, y el jueves con “La verdad de Jesucristo nos atrae”, en la persona de Monseñor Antonio Moreno Casamitjana.

Larry henríquez Bravo – Periodista, Comunicaciones, Instituto de Teología UCSC

Más Iglesia Arquidiocesana