Monseñor Chomali presidió liturgia por la unidad en torno a reforma educacional

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 agosto, 2014

El Arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomali, acogió la petición de la Asociación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados, Aspacps, para realizar una liturgia por la unidad en torno a la reforma educacional.

La celebración se efectuó en el frontis de la Iglesia Catedral de Concepción la tarde del miércoles 27 de agosto, y contó con la presencia de los parlamentarios Jacqueline Van Rysselberghe, Jorge Ulloa y Enrique Van Rysselberghe; del presidente de Aspacps, Alberto Valenzuela Martínez, del Vicario para la Educación Pbro. Francisco Osorio, y de numerosos directivos, profesores, alumnos, padres y apoderados de colegios del sector público y particular subvencionado.

Monseñor Fernando Chomali señaló que “todos tenemos algo que decir, hay cosas buenas que se han hecho que reconocemos, hay otras que tenemos que modificar y evidentemente que en un contexto de diálogo, de conocer la realidad pensando en la educación de todos los chilenos yo accedí a hacer una liturgia que pretende eso, generar un buen ambiente para tener una discusión con altura de miras, pensando especialmente en los más jóvenes y proyectándonos al país que queremos en cincuenta años más”.

 

El Arzobispo indicó también que “debe haber un estrecho vínculo entre el proyecto educativo de los padres y el proyecto educativo del colegio. La libertad de elección es una cualidad y una condición sine qua non que tenemos que cuidar mucho porque el colegio ejerce una dimensión subsidiaria de la responsabilidad que tienen los padres. Ésa realidad subsidiaria el Estado tiene el derecho y el deber de llevarla a cabo, y por lo tanto lo primero que tenemos que hacer es colaborar arduamente para que haya una buena educación pública, de calidad, con proyectos educativos claros sobre todo con el convencimiento de que el corazón de un proyecto educativo son los profesores, que deben ser bien considerados en la sociedad, cosa que lamentablemente no pasa hoy día; profesores que tienen que ser tremendamente competentes, y que tienen que ser adecuadamente remunerados. La educación se juega en la sala de clases, con el profesor, director y toda la comunidad educativa, por lo tanto todos los actores aquí presentes, tan distintos, de colegios municipales y subvencionados, han dicho que la reforma hay que hacerla, pero tenemos que pensar en un contexto de país que queremos construir respetando la libertad de los propios padres en el proyecto educativo”.

 

Por su parte, el presidente de Aspacps, Alberto Valenzuela Martínez, afirmó que el objetivo de la liturgia “fue pedir por la unidad de la educación, ya que en este aspecto estamos flaqueando. Queremos que todos, Gobierno y oposición, hagan una oración para que tanto los colegios particulares subvencionados como municipales den un buen paso en la educación”. “Como padres y apoderados somos parte vital en la formación y educación de nuestros hijos, creemos que en cualquier cambio que se presente se debe considerar nuestra opinión”. “Sabiendo que la educación requiere de grandes cambios decimos que sí a la reforma, pero pedimos que más allá de una discusión, debe existir una instancia de trabajo con todos los actores de los dos sistemas”.

 

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana