Monseñor Chomali se reunió con extrabajadores de Enacar para escuchar sus demandas

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 12 enero, 2012

En el salón parroquial de la parroquia San Matías Apóstol de Lota Alto el Arzobispo de la Ssma. Concepción junto al padre Jorge Araya, párroco de esta parroquia y el padre José Cartes, Coordinador de la Pastoral Social, dialogó en la tarde de ayer miércoles con un grupo de ex trabajadores de la empresa estatal, con la finalidad de interiorizarse y apoyar una justa demanda que se arrastra desde hace 15 años.

Más de 50 personas que en 1996 fueron despedidas de la Empresa Nacional del Carbón, asistieron a la reunión que habían solicitado a Monseñor Fernando Chomali a través de don Armando Medina Fernández, presidente de esta agrupación de ex trabajadores de Enacar, para señalarles las causas del último recurso de protección presentado a la Corte Suprema en la primera semana de enero de este año. Demandas que han tenido el apoyo tanto del Arzobispado de la Ssma. Concepción como del Arzobispado de Santiago.

Monseñor Chomali comenzó diciendo que la Iglesia está al servicio de toda causa justa animando a los presentes a perseverar en un camino que no ha sido ni será fácil. Asimismo, lamentó no haber tenido conocimiento antes del tema, pero hoy como Arzobispo de esta zona quiere ser el “parlante” para que puedan ser escuchadas las demandas de estas personas que hoy quieren una respuesta concreta a su justa petición.

Concretamente las razones de las demandas de este grupo de ex trabajadores de la empresa estatal son: que hubo un cálculo erróneo en las pensiones, hecho reconocido por la autoridad, donde se les ofreció una cantidad en UF, el cual nunca se ha respetado; se les obligó a cambiarse a una AFP concreta y se les exigió, además, reprogramar su jubilación.

Varios de los presentes dieron a conocer su experiencia y la situación que hoy los aqueja, la totalidad de estas personas coincidían en estos tres puntos, sin embargo, también señalaron la trascendencia que ha tenido esta injusta situación que hoy deben vivir, como es el caso de don Hugo Villa, quien trabajó por 20 años en Enacar “además de todas estas razones que han manifestado mis compañeros, personalmente puedo señalar que esto ha producido un tremendo daño moral y social a nuestras familias, hoy por ejemplo, nos vemos obligados a tener que elegir a un solo hijo para apoyarlo en sus estudios y a los demás cortarle el anhelo de formarse como profesional, porque con lo que hoy recibimos no nos alcanza”.

Nuestro Arzobispo, por su parte, los felicitó que estuvieran unidos en esta causa y optaran por la vía del diálogo “soy un convencido de que la verdad siempre impera. Como Arzobispo de Concepción me han convencido que esto es una causa justa, ya que considero que con 30 años de servicio en una misma empresa no pueden estar recibiendo una pensión de poco más de 100 mil pesos. Me comprometo a ofrecerles mis buenos oficios y las puertas abiertas del arzobispado. Los invito también a apoyarse en la oración y a ser insistentes en ello como la viuda del Evangelio”, concluyó.

Cabe señalar que el 2 de enero Monseñor Chomali envió una carta al Presidente de la República manifestándole su preocupación por este tema, la cual hasta la fecha de esta nota no ha tenido respuesta.

Más Iglesia Arquidiocesana