Monseñor Chomali vivió con gran alegría su primera festividad de San Sebastián como Arzobispo de la Ssma. Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 20 enero, 2012

Con el lema ‘Yumbel casa y mesa de comunión y misión´ el santuario espera acoger a alrededor de 500 mil de peregrinos este fin de semana que desde la víspera de ayer están arribando a esta comuna, para agradecer la intercesión de San Sebastián, que es venerado y visitado durante dos grandes manifestaciones en el año.

Mons. Fernado Chomali, durante la Eucaristía que presidió a las 10 de la mañana en el campo de oración de Yumbel, señaló a los feligreses sentirse muy contento por el gran testimonio de fe que se vive en este lugar. “He llegado al pulmón espiritual de Chile por primera vez como peregrino, y la verdad es que estoy conmovido, estoy emocionado, porque he visto lo que le pido a Dios que me conceda todos los días, he visto mucha fe”, manifestó.

De igual forma recalcó que “somos una riqueza para el país y damos ejemplo, por la gracia de Dios, de que a pesar de que se nos ha instalado en el living de nuestra casa la superficialidad, programas de televisión tan vulgares; hemos resistido y hemos dicho no, éste no es el camino, el verdadero camino es lo que dicta nuestro corazón, un corazón creyente que ama a Dios, que busca a Dios y sabe donde encontrarlo”.

El pastor arquidiocesano invitó a los peregrino a no dejarse estar, poniendo énfasis en que fe y razón van unidos,“Dios nos dice que tenemos que dar razón de nuestra esperanza, por lo tanto ustedes que han llegado con tanto sacrificio a este lugar, yo los invito a que juntos crezcamos en el conocimiento de Jesucristo, crezcamos en el conocimiento del amor a Dios, crezcamos en el conocimiento de la Iglesia, porque solamente así podremos dar razón de nuestra esperanza y fortalecidos en la fe podremos descubrir, al igual que San Sebastián, que es infinitamente mejor sufrir haciendo el bien si ésta es la voluntad de Dios”.

Nuestro Arzobispo también hizo un llamado a la esperanza señalando que “los problemas existen, están ahí, pero dónde está la gran diferencia entre el creyente y no creyente, que para nosotros el problema no es la última palabra, la última palabra es Dios y la última palabra es la esperanza, porque si para el hombre hay cosas que son imposibles no lo son para Dios, y por eso todos hemos venido para entregar nuestra ofrenda a San Sebastián, porque ha obrado maravillas en cada uno de nosotros. Este pobre hombre invocó al Señor dice el salmo, Él lo escuchó y lo salvo de sus angustias”.

“Tenemos vocación de santidad como lo tuvo San Sebastián, tenemos vocación de bondad, Chile es un país religioso y eso lo tenemos que cuidar. Y tenemos también que exigir a que las políticas públicas nos ayuden a poder profesar libremente nuestra fe, que las políticas públicas nos ayuden a educar a nuestros hijos en la fe, a fortalecer el matrimonio como camino de santidad, a que los jóvenes crezcan sanos, tenemos que trabajar incesantemente, sobre todo porque ésta es una manifestación maravillosa de que Dios está presente en nuestro país, que es el gran capital moral de nuestra sociedad” enfatizó.

Finalmente Mons. Chomali agradeció a todas las personas que han sido parte en la preparación de esta festividad, que cada año convoca a miles de peregrinos que vienen de todas partes de nuestro país, manifestando su fe y su esperanza en Dios.

Durante todo el día se celebrarán eucaristías en el campo de oración, así como durante este fin de semana.  La celebración del 20 de enero concluirá con la procesión de la imagen de San Sebastián por las calles de Yumbel, la que será presidida por Monseñor Chomali, sacerdotes, diáconos, seminaristas y numerosos fieles. Después de la procesión la imagen permanecerá en el campo de oración durante este fin de semana, ya que centenares de fieles seguirán peregrinando a Yumbel, después de lo cual retornará al templo hasta el 11 de marzo, día en que volverá al campo de oración para celebrarse la novena y el tradicional “20 Chico”.

Más Iglesia Arquidiocesana