Monseñor Fernando Chomali lamentó atentado a capilla y llamó al diálogo

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 12 abril, 2016

Junto con el anuncio de reconstrucción de una nueva capilla, en la localidad de Antiquina, en la provincia de Arauco, que fue objeto de un atentado violentista, Monseñor Fernando Chomali, arzobispo de Concepción, llamó a buscar caminos de diálogo efectivo con el pueblo mapuche.

Informó que a las 2 de la madrugada de este martes, un grupo de desconocido incendió la capilla, lo que provocó gran conmoción en la modesta comunidad de Antiquina. Por ello, la Iglesia está acompañando a los habitantes con momentos de oración.

“Evidentemente es un atentado incomprensible – enfatizó Monseñor Chomali -Ahí vive mucha gente mapuche y nunca ha habido ningún problema; realmente lo lamento mucho. Este es un tema de fondo, es decir, esto es una situación concreta que demuestra el tipo de sociedad que hemos construido. Nosotros podemos reconstruir el templo, la gente se puede mover y lo vamos a lograr, pero hay otras situaciones que son mucho más complejas: la reconstrucción de la confianza, la reconstrucción de la justicia, la reconstrucción de la paz, la reconstrucción de los derechos que han sido postergados del pueblo mapuche”.

El Arzobispo sostuvo que este incendio no le hace bien a la causa mapuche. “Vuelvo a plantear lo que he dicho siempre: una invitación al diálogo, un llamado a sentarnos todas la autoridades, de tal manera de hacer lo que hay que hacer en justicia. Junto con decir no a la violencia, soy muy claro en esto, tenemos que abrir caminos de diálogo”, subrayó.

Recordó que la Conferencia Episcopal de Chile, hace algunos años, emitió un documento muy interesante, “pero que lamentablemente se ha considerado poco,   Un nuevo trato hacia el pueblo mapuche. Creo que esto es algo urgente que hay que hacer”.

Enfatizó que la situación registrada en Antiquina le duele mucho y lo calificó de deplorable. “Gracias a Dios no hubo víctimas, pero esto demuestra el nivel  de desarraigo que hay en la sociedad chilena, en general. Por lo tanto, el mensaje que yo quisiera trasmitir es que nos ayudemos mutuamente a construir una sociedad más justa, más pacífica, que es lo que la Iglesia ha venido diciendo desde hace mucho tiempo. Implica generar mayores y más reales lazos con el pueblo mapuche reales, porque la zona es la más deprimida de Chile, los habitantes son  personas que han tenido escaso acceso al desarrollo del cual nuestro país se jasta y evidentemente que todo esto es consecuencia. Si las personas que hicieron este lamentable atentado,  que no apruebo bajo ningún punto de vista, hubiesen tenido educación, oportunidades, trabajo, no estarían en esto. Es importante tener esto en cuenta, por lo tanto, el templo se reconstruye y ahora tenemos que reconstruir las confianzas, reconstruir la paz, la justicia y solidarizar con Antiquina. Como Iglesia estamos muy cerca de ellos y el domingo irá el Vicario Episcopal de Arauco, padre José Luis Roldán, para presidir una misa”.

Expresó que “este no es un tema de este gobierno. Este es un tema que se arrastra desde hace mucho tiempo y la verdad es que  ningún gobierno ha sido capaz de tener una mirada muy amplia respecto del tema de los pueblos originarios. Creo que es el tema de fondo y estas son consecuencias. En Chile, estamos muy acostumbrados a mirar el fenómeno, pero  tenemos que mirar también el fundamento. En la medida en que miremos el fundamento y la manera en que nos hemos relacionados entre nosotros, vamos a poder a salir adelante y, en ese sentido, todos los gobiernos es mucho más lo que pueden hacer”.

Recordó que es el primer templo católico que es destruido en la Arquidiócesis de Concepción. “Verdaderamente nos duele el alma, porque nuestros templos son lugares de  acogida, lugares de comunión, lugares de esfuerzo. Esa capilla la construyó la misma comunidad, por lo tanto, este no es buen favor que le hacen a la reivindicación que pide el pueblo mapuche y que nosotros pensamos que son muy legítima y justa”.

Monseñor Chomali confió que estas acciones no se repitan. “Hago un llamado a aquellas personas, que se sienten a conversar, porque la violencia genera más violencia y evidentemente, no es el camino a seguir para poder resolver los dolores reales que hay en nuestro país. Negar eso sería muy superficial”, concluyó, agregando que “la violencia jamás bajo ningún punto de vista;  pero no seamos ciegos, que hay un largo camino que recorrer todavía con el pueblo mapuche y en eso, la Iglesia está empeñada”.

Más Iglesia Arquidiocesana