Monseñor Fernando Chomali llevó palabras de esperanza a mujeres encarceladas

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 23 diciembre, 2016

Con sentimientos de realismo y esperanza, monseñor Fernando Chomali, entregó un mensaje a numerosas mujeres internas en la cárcel de Concepción, durante la Misa de Navidad celebrada este viernes.

A dicha eucaristía, que fue concelebrada por el capellán, padre Germán Hermosilla, celebración asistieron el seremi de Justicia, Jorge Cáceres; el director regional de Gendarmería, coronel Christian Alveal y la directora regional de JUNI, Andrea Saldaña.

En su homilía, Monseñor Chomali agradeció la instancia de celebrar y reflexionó respecto a la realidad de quienes viven privadas de libertad. “Lo mejor que pudiera haber sucedido es que ustedes no hubiesen estado acá, sino junto con sus familias y en sus hogares preparando la celebración de Navidad. Es lo ideal, pero la realidad es otra y, por distintas circunstancias que yo no soy nadie para juzgar, están acá y desde esta realidad construir nuestras propias vidas, no de lo ideal, porque eso no existe”.

Agregó que “la realidad es que ustedes están privadas de libertad y mi pregunta es si es posible encontrarle un sentido a esto. Y como ser humano es muy difícil decirles que tiene algún sentido estar aquí, porque evidentemente es una realidad dura, difícil”. Sin embargo, les manifestó que está esperanza que da el Señor.

Planteó que “estamos encandilados, nos dejan ciegos y hacemos cosas que no debiéramos hacer. Y Jesucristo es luz que nos ilumina en la oscuridad de la vida y nos muestra un camino, camino que ustedes lo pueden vivir. En todas partes, donde hay humanidad, se puede mejorar, porque a nadie le pueden privar de su dignidad de personas, de querer a los hijos, que son un hermoso regalo de Dios”.

Les dijo que la desesperanza no es la última palabra y que siempre hay algo que puede dar sentido para levantarse y hacer el bien. “Como Iglesia estamos comprometidos con ustedes, porque dentro de nuestras posibilidades tratamos de acompañarlos; porque creemos que ustedes. Aquí, por ejemplo, ustedes han hecho el esfuerzo de pintar este espacio y han hecho el pesebre; en ustedes hay un potencial que está presente”.

Por último, Monseñor expresó: “ustedes tienen una gran posibilidad, que es hacer un muy buen examen de conciencia y preguntarse qué fue lo que nos pasó, de tal manera que sus hijos, que están aquí, no les vuelva a pasar lo mismo. Por eso, todos, en la sociedad, tenemos que trabajar para que estos  niños y niñas no caigan en problemas y vayan a vivir lo mismo de ustedes. Esto es posible y ustedes tienen la primera y gran responsabilidad”, subrayó.

Al término de la Misa, junto a la directora de JUNJI y las autoridades presentes, se hizo entregar de regalos a los niños que permanecen en la cárcel, con sus madres privadas de libertad.

Más Iglesia Arquidiocesana