Monseñor Fernando Chomali presidió Misa de aniversario de Carabineros

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 26 abril, 2015

En la catedral de Concepción, se celebró una Eucaristía, con motivo de un nuevo aniversario de Carabineros. La Santa Misa fue presidida por Monseñor Fernando Chomali.

Al inicio de su homilía, Monseñor saludó a las autoridades encabezadas por el intendente regional, Rodrigo Díaz, y el jefe de la VIII Zona de Carabineros, general  Hermes  Soto. “Debo reconocer en Carabineros la preparación de esta Misa con mucho cariño. Es muy importante para su intención reunirse en torno al Señor para pedir por Carabineros de Chile en este aniversario número 88”, precisó.

El Arzobispo saludó también, de manera especial, a un grupo de expresos políticos que iniciaron una huelga de hambre, en el interior de la catedral. “Ellos esperan una respuesta del Estado  y comparten también con nosotros esta eucaristía en un contexto de respeto. Creo que este es un signo importante para nuestro país, porque, como dice la escritura, en primer lugar todos somos hijos de Dios”, manifestó.

Monseñor dijo que “cuando uno  observa el portal web de la institución de Carabineros – que es muy buena – uno se impresiona de todo lo que hace la institución, porque en este momento hay tantos carabineros ayudando a los hermanos del norte y también del sur del país; muchos jóvenes que trabajan por el bien de Chile, trabajando en la frontera, seguramente pasando frío. Lo único que tenemos es agradecimientos a todos los funcionarios y funcionarias de Carabineros, que realizan una labor con abnegación y con sigilo, con gran profesionalismo”.

Hizo notar, además, que en la región funciona una Escuela de Carabineros, “donde muchos jóvenes serán los futuros   carabineros y tenemos la obligación de formarlos bien, dando el ejemplo. Parménides (filósofo griego) decía que los jóvenes le dan mucho más crédito a lo que ven que a lo oyen. Por lo tanto, los jóvenes tienen una instrucción formal en la escuela, pero tienen otra informal que se da a través de los medios de comunicación”.

Reflexionó sobre el clima actual que se vive en el país. “Pensaba, hoy “¡Por qué nos tratamos tan mal! En el ambiente familiar, en el ambiente político y a través de la prensa ¿Por qué? Y la respuesta es una sola: porque no sabemos aún quiénes somos. Si supiéramos que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios, saber que somos hijos de Dios, nos trataríamos muy distintos, con una reverencia y un gran respeto. Creo que tenemos que volver a la fuente y volver al principio que es la dignidad  de cada uno de nosotros, con una obligación moral de decir que no sólo somos hijos de Dios, sino que tratarnos como tal. Y esto no significa ser débil, sino reconstituir nuestra confianza y sobre todo, reconstituir el tejido social en función del amor, la misericordia, del servicio y en función de la preocupación por los más débiles”, subrayó.

Expresó que “el Evangelio tiene mucho que ver con Carabineros, que en este domingo cuarto de Pascua, dice quién es el Buen Pastor. Y, la verdad es que todos somos pastores de otros, mientras haya una oveja tenemos que preocuparnos de ella y ustedes, los carabineros, tienen una gran posibilidad buenos pastores, ayudando al débil, al necesitado, al que necesita auxilio y a quien que lo único que cuenta es con el Estado y ustedes forman parte del Estado, colaborando con la seguridad interna,  promoviendo la familia, educando a los jóvenes. Les  deseo que sean buenos pastores, porque nosotros somos sus ovejas”.

Al final de su homilía, Monseñor Chomali  indicó que es importante tener presente que en Chile aún quedan muchas personas que todavía no se han encontrado con sus familiares fallecidos y muchos que no han podido encontrar a quienes desaparecieron. “Tengamos misericordia de ellos y ayudémoslos. Hay personas que sufrieron mucho, son ex presos políticos que también viven con mucho dolor. No podemos quedarnos indiferentes a ellos y, en esta Santa Misa, donde hay personas tan diversas, una generación nueva, creo que tenemos mucho por hacer para tener un Chile verdaderamente de hermanos que, estoy cierto, es lo queremos todos”.

 

 

Más Iglesia Arquidiocesana