Movimiento de Schoenstatt celebra sus 100 años

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 13 octubre, 2014

El próximo 18 de octubre, el Movimiento de Schoenstatt, que lleva 43 años en Concepción, cumplirá 100 años de presencia en el mundo y este domingo, en la misa con el Obispo, celebró el Año Jubilar.

En medio de la guerra mundial,  en 1914, el Sacerdote alemán P. José Kentenich  se pregunta ¿Qué hacer para que la situación de guerra no destruyera los ideales y la fe de los jóvenes? Y propuso “esa secreta idea predilecta”  de transformar una pequeña capilla mariana en un santuario, para eso,  invitó a los jóvenes a pedir a la virgen que se estableciera espiritualmente en ese lugar de Schoenstatt, que significa “lugar hermoso”. Los jóvenes debían atraerla con pequeñas muestras de su amor, con el esfuerzo por su autoeducación y por desarrollar el espíritu apostólico.

La presencia de María necesitaba el complemento de la santidad en la vida diaria, una vida heroica de seguimiento al Señor y a su voluntad, por eso, ofrecían a la Mater abundantes contribuciones al Capital de Gracias.

Esa conversación del 18 de octubre de 1914, que más tarde fue llamada la Primera Acta de Fundación, es testimonio del centro y del origen de Schoenstatt, y finalmente aquella pequeña capilla se transformó en un santuario mariano, en el centro de un movimiento de renovación para la Iglesia y el mundo actual.

El Padre de Schoenstatt Concepción, José Luis Zabala, dijo que están felices con  la celebración de los 100 años “es un tremendo Don el de la alianza de amor con la Santísima Virgen, que nos ayuda a ser un poquito mejores cristianos, a amar más”.

“La Mater fue la discípula perfecta de Jesucristo, ella está ahí pensada por Dios para acompañar a Jesús en todo el plan de la redención, por eso, ella nos enseña cómo seguir a Jesucristo. Podemos aprender su generosidad, su servicio, su preocupación por los detalles y las cosas pequeñas de la vida que hacen la diferencia en las bodas de canaan, su manera de sufrir y acompañar el sufrimiento en la cruz, podríamos aprender todo de la Mater, de la Santísima Virgen”, agregó el padre.

En la homilía, Monseñor Chomali dijo que Schoenstatt es un movimiento mariano, pero mirando hacia Cristo, que es Dios, el Señor de la vida y agregó que es un movimiento apostólico “que se entiende en función de la misión, una misión tremendamente amplia, en el ámbito pastoral, los jóvenes, las familias, en las parroquias, el movimiento tiene parroquias, tiene colegios, este movimiento tiene una obra maravillosa que es Maria Ayuda, y soy consciente de las grandes dificultades que ha tenido para sacarlo adelante,  porque muchas personas aún no entienden que no es solamente católico el preocuparse por los más desvalidos”. 

 

Revisa la galería fotográfica completa en nuestro Facebook: Arzobispado de la Santísima Concepción.  

Más Iglesia Arquidiocesana