Niños y niñas de Colegios de Iglesia coparon la catedral de Concepción en la Fiesta de la Luz

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 1 noviembre, 2011

Cerca de mil niños y niñas de pre kinder a quinto año básico pertenecientes a los Colegios de Iglesia de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción llenaron el templo catedral, en lo que fue la celebración anticipada de la ya tradicional Fiesta de la Luz el viernes 28 de octubre. En este evento estuvieron acompañados por sus padres y profesores.

En primer lugar el obispo auxiliar Monseñor Pedro Ossandón realizó una liturgia en la cual motivó a los más pequeños en los valores del amor a la familia, a Jesús y a la Virgen María, recordándoles que deben ser buenos hijos e hijas. Hubo cantos, representación de las lecturas bíblicas, se rezó el Ave María y el Padre Nuestro, en un ambiente de mucha alegría donde destacaron los disfraces de superhéroes, personajes de cuentos infantiles, animales que representan a la creación, ángeles y personajes bíblicos. Transcurrida una media hora los asistentes se dirigieron hasta el atrio de la catedral, donde compartieron cantos junto a la banda “Los Franciscanos”, del Instituto de Humanidades ‘San Francisco de Asís’ de Lota. Allí, Monseñor Ossandón bendijo a los presentes y también los mensajes y regalitos que habían preparado para entregar a los transeúntes. Luego, pidió a los niños que hicieran la señal de la cruz al amigo que tuvieran al lado, gesto muy emotivo que los pequeños realizaron muy contentos.

 

Al finalizar, el obispo felicitó a los Colegios de Iglesia por esta preciosa Fiesta de la Luz, “que hemos hecho en la catedral donde los niños han venido con mucha alegría a alabar y bendecir al Señor Jesús porque saben que Cristo los ama, algo que le han enseñado sus padres y sus profesores en el colegio. Me parece que año a año los papás van entendiendo el mensaje de la Iglesia y del  Evangelio del Señor, que a los niños nunca hay que meterles miedo, ni siquiera en broma sino que darles confianza, seguridad, protegerlos al máximo y lo más importante en esto es la fe en Jesucristo el Señor que les quita todos los miedos e inseguridades, y los hace crecer como hombres santos y santas de Dios. Por eso es importante decirle no a Halloween para que verdaderamente quede de manifiesto que los niños, siempre protegidos por sus padres, por la familia y por la Iglesia, nunca van a tener miedo”.

 

Por su parte, el Vicario para la Educación Pbro. Francisco Osorio, indicó que compartimos esta fiesta “en el contexto de la celebración de Todos los Santos, que es precisamente la alegría de la Iglesia, alcanzar la santidad, la amistad con Dios, profundizar nuestra relación con Él y que se fortalezca día a día. Por lo tanto es la fiesta de la alegría, del gozo, no la fiesta de la muerte. Lo que celebramos los cristianos es la resurrección del Señor, uno de los signos propios del cristianismo y con ello la vida, el gozo, el entusiasmo. Halloween presenta signos negativos como la muerte, que más bien ha entrado a Chile por un tema de consumismo. En el fondo con ello se propician antivalores que van en contra de lo que la Iglesia nos propone en esta solemnidad de Todos los Santos”. 

Más Iglesia Arquidiocesana