Padres y apoderados conocieron contenido de la Exhortación Amoris Laetitia

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 4 julio, 2016

Con la presencia de un número superior a los doscientos asistentes, se desarrolló el II Congreso de padres y apoderados, bajo el lema Para la Vocación de Padres de Siempre…, que organizó la Vicaría para la Educación, en el Colegio de los Sagrados Corazones, en la comuna de Hualpén.

El vicario, Pbro. Francisco Osorio, explicó que “se celebró de forma consecutiva con  los centros de padres y apoderados y los papás que están en la Pastoral, en los colegios. Monseñor Fernando Chomali expuso la exhortación Amoris Laetitia, La Alegría del Amor y la importancia que tiene la familia en la educación de sus hijos y el cambio radical pasa hoy por el hogar, donde los padres son los primeros responsables de sus hijos”.

En esta oportunidad, estuvo, además el psicólogo y experto en educación,  Luis Canessa, quien abordó el tema Educando a los Hijos en el Amor dela Familia: Un desafío de Hoy

Monseñor Fernando Chomali repasó diversos aspectos del documento del Papa Francisco y llamó a los padres a desarrollar pedagogía para educarlos a ser responsables  e invitó a leer a la exhortación. “Es  una buena noticia  y pienso que hay que presentar a los jóvenes altos ideales. Sufro cuando veo a muchos jóvenes entrar a los pubs y pienso cómo atraerlos  a la Iglesia. Sé que los jóvenes buscan  ansiosos a sus  líderes y los primeros líderes son los padres. Los jóvenes buscan buenos ejemplos, por eso nuestro testimonio conducirá a los jóvenes”.

Agregó que los hijos son una maravilla. “Tenemos que ayudarlos, porque hay muchos jóvenes que  estudian con dificultades impresionantes. Como Iglesia, tenemos una residencia para jóvenes de Arauco; al comienzo decían que surgirían problemas, pero el tiempo ha demostrado todo lo contrario, porque son jóvenes muy responsables. Los jóvenes necesitan ayuda, afecto sincero, creer en ellos. La responsabilidad es el camino para que el día de mañana se casen y asuman un compromiso y Dios quiera que quienes han tenido la actitud de entregarnos a la Iglesia, la educación de los hijos, estamos dispuestos a asumirla y necesitamos la ayuda de ustedes”, subrayó al término de su exposición.

Por su parte, Luis Esteban Canessa, planteó que la exhortación es “un magnífico documento, de gran coherencia e  impresiona la consistencia educativa, sociológica y antropológica que tiene, más allá de la teológica”. Agregó que el Papa es muy realista, porque analiza lo que pasa en este tiempo y ese cambio de paradigma es importante. “Hablo de co educación, es decir,  me refiero a la trilogía entre la familia, escuela y parroquia, iglesia comunidad. “La Iglesia debe titular la misión del espíritu, de la fe, que  debe ser considerada. Si lo hacemos todo bien, tendremos personas más felices”, subrayó.

El experto recalcó que “la belleza del amor, ilumina, la misericordia, el encuentro con el otro, ser feliz con otro y para otro. Que cada hombre asuma su vocación  es responder a su llamado, la voz interior, pero ese llamado a hacer uno mismo, pero con otro y  para otro. Se tiene que rupturar el paradigma económico, liberal, individualista, centrado en el logro personal. Hay  que compatibilizar, incluir a toda la humanidad, del que yo soy, contribuyo al tú, al nosotros y con Él. Si tenemos esa conjunción, seremos felices”, concluyó.

Más Iglesia Arquidiocesana