Papa Francisco rezó ante la Virgen de Guadalupe en México

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 14 febrero, 2016

El Papa Francisco ha cumplido su sueño de rezar a solas ante la imagen de la Virgen de Guadalupe en la Basílica dedicada a la Madre de Dios en México.

El Pontífice ofreció un ramo de flores amarillas y se sentó a rezar en silencio durante unos 21 minutos ante la imagen de la tilma de la Virgen de Guadalupe en el llamado camarín de la Virgen de Guadalupe.
Pocos minutos antes el Papa bendijo una corona para la Morenita del Tepeyac, que se colocó a la izquierda de las flores que llevó Francisco.
Mientras el Papa estuvo ante la imagen de la Virgen, los obispos mexicanos lo acompañaron desde el altar mayor de la Basílica, y los más de 40 mil fieles que asistieron a la Misa rezaron con él en silencio. Al concluir este intenso momento de oración el Papa tocó la tilma e hizo la señal de la cruz.
El Evangelio llena el corazón y la vida de los que se encuentran con Jesús
En su segundo día en México el Papa Francisco dejó la capital para trasladarse en helicóptero a Ecatepec, ciudad satélite de un millón 650 mil habitantes, aproximadamente a 30 kilómetros de Ciudad de México, sede de diócesis elegida esta vez por el Pontífice porque es una ciudad que jamás fue visitada por un Obispo de Roma. 
La mañana del domingo 14, Francisco celebró la Santa Misa en el Área del Centro de Estudios Superiores, y luego, al mediodía rezó el Ángelus con los cientos de miles de congregados. 
En su homilía el Papa recordó que este tiempo de Cuaresma es un buen momento para recuperar la alegría y la esperanza que nos hace sentirnos hijos amados del Padre. "Cuaresma, tiempo de conversión porque a diario hacemos experiencia en nuestra vida de cómo ese sueño se vuelve continuamente amenazado por el padre de la mentira, por aquel que busca separarnos, generando una sociedad dividida y enfrentada", precisó el Santo Padre, quien subrayó que la Cuaresma, "es tiempo para ajustar los sentidos, abrir los ojos frente a tantas injusticias que atentan directamente contra el sueño y proyecto de Dios".

Más Iglesia Arquidiocesana