Parroquia La Purísima de Lirquén celebró Fiesta de la Divina Misericordia

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 9 abril, 2018

En varias parroquias y comunidades tiene expresión la Fiesta de la Divina Misericordia, que tiene como fin principal hacer llegar a los corazones de cada persona el mensaje que Dios es Misericordioso y nos ama a todos…

Así se vivió también en la parroquia La Purísima de Lirquén, donde el grupo de la Divina Misericordia celebró participando  en la solemne Eucaristía presidida por su párroco el presbítero  Raúl Castillo Ramírez. En esta oportunidad, se recordó al fundador del Movimiento de la Divina Misericordia en la diócesis, el padre Ángel Palomera Navarro y también a don Narciso Cáceres Mella, quien participó en este grupo desde sus inicios.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el 23 de mayo del 2000 un decreto en el que se establece, por indicación de Juan Pablo II, la fiesta de la Divina Misericordia, que tendrá lugar el segundo domingo de Pascua. La denominación oficial de este día litúrgico será «segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia».

Ya el Papa lo había anunciado durante la canonización de Sor Faustina Kowalska, el 30 de abril: «En todo el mundo, el segundo domingo de Pascua recibirá el nombre de domingo de la Divina Misericordia. Una invitación perenne para el mundo cristiano a afrontar, con confianza en la benevolencia divina, las dificultades y las pruebas que esperan al género humano en los años venideros».

Santa Faustina, que es conocida como la mensajera de la Divina Misericordia, recibió revelaciones en las que Jesús le mostró su corazón, fuente de misericordia y le expresó su deseo de que se estableciera esta fiesta. El Papa le dedicó una de sus encíclicas a la Divina Misericordia («Dives in misericordia»).

 

Más Iglesia Arquidiocesana