Pastoral de Migración celebró los 194 años de independencia del Perú

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 julio, 2015

Una cálida celebración organizó la Pastoral de Migración, perteneciente a la Vicaría de Pastoral Social del Arzobispado de Concepción, con motivo de los 194 años de vida independiente del Perú. La actividad se efectuó en el salón de la parroquia Sagrada Familia de Concepción, la tarde del domingo 26 de julio.

El objetivo del encuentro fue reunir a hermanos migrantes de distintas nacionalidades, entre ellos peruanos, ecuatorianos, colombianos, argentinos y cubanos, para saludar fraternalmente a quienes celebraban su aniversario patrio. Así lo explicó don Alfonso Vera Portilla, organizador del evento y miembro de la pastoral de migración. “Como comunidad migrante peruana, junto a hermanos de otras nacionalidades, nos reunimos para celebrar el 194 aniversario de la independencia del Perú. Queremos dar gracias esta tarde al Señor para que nos dé más fuerza para seguir en el camino del progreso en comunidad y en familia, y dar gracias a Chile y especialmente a Concepción, que nos han abierto la puerta”.

Luego de la bienvenida, el anfitrión y Vicario de Pastoral Social, padre José Cartes, comentó que la parroquia que recibía estaba dedicada a la Sagrada Familia, y como tal era un lugar abierto para acoger a los hermanos. Pero por sobre todo, dijo, “quisiera alegrarme porque al elegir este lugar ustedes hacen que nosotros tomemos en cuenta la riqueza que tienen todos nuestros hermanos que vienen a Chile desde distintos países. Ustedes nos vienen a enriquecer con su experiencia, trabajo, cultura e historia. La fe, el idioma, la música en general y los valores fundamentales nos unen, y todas esas cosas debemos fortalecerlas día a día”.

Después de los saludos protocolares y la interpretación de los himnos patrios de Chile y Perú, fue posible degustar algunas preparaciones de la gastronomía peruana, gracias a la donación del restaurant “Fina Estampa”. Así, acompañados de pisco sour y chicha morada, los asistentes probaron tres platos típicos: anticucho de corazón de res con papas a la huancaína, ceviche de salmón y ají de gallina.

Durante el encuentro fue posible compartir algunas experiencias de hermanos peruanos que residen actualmente en la octava región. Uno de ellos fue don Jesús Ramírez Guerrero, quien señaló que “hace cuatro años llegué directo a Concepción junto a mi familia, una ciudad en la octava región que me pareció muy buena y acogedora. Toda la gente me trató muy bien, me sentí como en casa. Entonces a Dios gracias comenzamos a trabajar pues siempre cuando uno sale de su país lo hace en busca de mejoras económicas. Para llegar donde me encuentro tuve que pasar muchos altibajos, pero hoy la suerte nos está ayudando. En marzo entablamos un proyecto de gastronomía peruana entre tres coterráneos, y armamos el restaurant “Sabores del Perú Machu Pichu” (en San Pedro de la Paz), y hasta la fecha estamos bien, con la amabilidad que todos los peruanos tenemos para brindar a nuestros hermanos chilenos”.

Este encuentro gastronómico fraterno contribuyó al fortalecimiento de la comunidad migrante de Concepción, cuyos miembros disfrutaron la cálida acogida al son de la música típica de los países representados ese día.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Unidad de Comunicaciones, Vicaría de Pastoral Social

 

Más Iglesia Arquidiocesana