Porque siempre es tiempo de estudiar y ser mejores

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 2 diciembre, 2014

Con gran alegría, mucha emoción y rodeados de sus familias, alumnos del Centro de Educación Integral de Adultos (CEIA) “Padre Carlos Puentes Figueroa” de Chiguayante, obtuvieron la licencia que acredita la aprobación de la enseñanza media.

La ceremonia se efectuó en el Instituto de Humanidades José Manuel Santos, y contó con la presencia del coordinador académico de las Fundaciones Educacionales del Arzobispado, don Hipólito Rocha, en representación del Vicario para la Educación y presidente de la Fundación La Asunción, a la cual pertenece el CEIA, padre Francisco Osorio.

El director, don Hernán Rivas Ferreira, destacó que la tendencia mundial en cuanto a educación de adultos se ha ido enmarcando cada vez más en el concepto de educación permanente, lo que significa que abarca toda la vida y ámbitos de desarrollo de las personas. Al mismo tiempo, valoró en los egresados el sacrificio y entrega para alcanzar esta gran meta, invitándolos a soñar y no desmayar en sus aspiraciones. También, pidió la protección del Altísimo para los nuevos caminos que emprenderán.

Durante el acto, la comunidad educativa reconoció a los estudiantes que se destacaron por sus méritos en las distintas áreas de la vida escolar. De esta forma, el premio excelencia académica recayó en Lilian Cea Figueroa; el de mejor compañero fue para Ivonne Araya Alarcón, mientras que el premio al esfuerzo se lo llevó la señora Patricia Fuentealba Baeza.

La alumna encargada de pronunciar el discurso de despedida en representación de todos los estudiantes fue la señora Justina Lara Roa. Finalizada la ceremonia y consultada respecto de lo que significa para ella este paso, señaló que “para mí es un logro haber terminado, porque uno cuando se casa queda estancada por los hijos. Entonces ahora se me dio la oportunidad de estudiar, el colegio me abrió las puertas y lo pude lograr”. “Antes de llegar aquí llamé a otro colegio preguntando por educación de adultos y me dijeron que no lo hacían más. Luego vine al Instituto y el mismo día que pregunté me quedé en clases, y me acogieron muy bien los profesores y profesoras”.

Asimismo, la señora Justina tuvo palabras para entregar un mensaje a quienes al igual que ella tenían sin terminar sus estudios secundarios. “La enseñanza de ahora es muy diferente a la antigua, nos costó pero lo pudimos hacer. Mis compañeros fueron buenos, bien respetuosos para nosotros los más adultos, y lo recomiendo para cualquier persona que quiera terminar sus estudios. A quienes aún tienen este desafío pendiente les diría que pueden hacerlo, no importa la edad que tengan, siempre podrán lograrlo, y este colegio les abre las puertas para ello”.

El Centro de Educación Integral de Adultos lleva el nombre de quien impulsó su creación y desarrollo, padre Carlos Puentes Figueroa, de feliz memoria. Funciona en dependencias del Instituto de Humanidades José Manuel Santos de Chiguayante.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana