Positiva evaluación del curso sobre Cuidado de la Casa Común en la Escuela de la Fe

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 11 enero, 2016

Durante la primera semana de la Escuela de la Fe, Verano 2016, la Vicaría de Pastoral Social se hizo presente a través del curso “El Cuidado de la Casa Común: Desafíos Pastorales para la implementación de la Encíclica Laudato Si”, iniciativa que fue evaluada positivamente por los participantes.

Uno de los expositores, Alfredo Rojas, químico experto en asesorías medioambientales a empresas, y diácono permanente abordó, durante dos días, el tema del diagnóstico del Papa Francisco y la Realidad Regional. Precisó que se tocaron todos los tópicos respecto del calentamiento global, qué es, cuál es su origen, los problemas de impacto en la sociedad, en lo económico, en lo industrial, en el medio ambiente. “Como es un tema en boga, fue necesario dilucidar esto y tenerlo muy claro. Siempre escuchamos en las noticias cómo impactan estas cosas pero no vamos al fondo ni tomamos conciencia de lo que significa. También abordé la encíclica desglosando sus contenidos técnicos, aplicándola al terreno con la experiencia de la contaminación en el gran Concepción y específicamente en Coronel, donde integro un proyecto que busca soluciones para una zona declarada saturada, a fin de que podamos recuperarla”, agregó.

 En la penúltima jornada del curso, se realizó un diálogo sobre experiencias locales y desafíos regionales, que tuvo como panelistas a Blanca Costa Salgado, líder comunitario y agente de pastoral social, y a Richard Vargas, Seremi de Medio Ambiente. Blanca comentó algunas iniciativas desarrolladas en el sector de Barrio Norte, que tuvieron como protagonistas a mujeres jefas de hogar, apoderados de un programa parroquial de niños en riesgo social y brigadistas ecológicos. “Hemos llevado adelante muchos proyectos, como por ejemplo, la limpieza de calles o prevención de los desmoronamientos de microbasurales y cerros. En una oportunidad, no sabíamos qué hacer, había mucho excremento de perros vagos en las calles. Entonces nos reunimos con los vecinos y pasamos por las casas dejando avisos, les decíamos que se responsabilizaran de los excrementos de los perros que sacaban a pasear, pero no resultó. Luego instalamos letreros en los postes, que decían “Querido vecino: ¿sacaste a pasear a tu mascota? Te dejamos bolsitas por si olvidaste traer para recoger el excremento. En esta calle pasean los niños y los adultos mayores”. Y con eso, nosotros logramos que la gente tomara conciencia, porque les daba vergüenza sacar la bolsita de la botella plástica que habíamos improvisado como dispensador”.

 María Elcira Gómez Ramos, coordinadora de las Comunidades Cristianas de Trabajadores, evaluó positivamente esta instancia de formación. “Estuvo muy buena, sobre todo los profesores que han venido que nos han aclarado qué es lo que nosotros como adultos tenemos que hacer para el futuro, para nuestros hijos y nietos, para que tengan mundo cuando sean adultos”. “En mi caso particular, recién en este curso pude saber sobre la reserva Nonguén; llevo 54 años en Concepción y no tenía idea el paraíso que teníamos ahí”.

 Durante la presente semana, la Vicaría de Pastoral Social ha preparado un segundo curso para la Escuela de la Fe. Se trata de “La realidad migratoria y desafíos para nuestras comunidades”, que abordará distintos aspectos legales, sociales y experiencias relativas a los migrantes.

 Larry Henríquez Bravo, Periodista

Unidad de Comunicaciones Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana