Presentan taller básico de ecumenismo “A la búsqueda de la Unidad Perdida”

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 5 octubre, 2011

“Para unirse, hay que amarse; para amarse, hay que conocerse; para conocerse hay que encontrarse; para encontrarse, hay que buscarse”

Esta consigna del Cardenal Mercier (1851-1926), es la que anima a las autoras principales del cuaderno “En busca de la Unidad Perdida”, que ha editado la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de nuestra Conferencia Episcopal.

Esperamos que este sencillo material ayude a nuestras comunidades a convertirse a la causa de la unidad de los cristianos. Porque hace ya más de cincuenta años que el Papa Juan XXIII dio ciudadanía intraeclesial al “ecumenismo”, movimiento que nació en comunidades no católicas, pero que logró despertar entre nosotros el mismo interés por superar el escándalo de la división de los cristianos.

Confiamos en que, al acercarse ya el cumpleaños número 50 del Concilio Vaticano II, las comunidades de nuestro país aprovechen las instancias formativas del verano para trabajar con estos materiales y dar así, el primer paso en algo que el Papa Benedicto XVI acaba de pedirnos, desde el antiguo monasterio agustino de Erfurt, donde Martín Lutero viviera hace 500 años:

“La unidad fundamental consiste en el hecho de que creemos en Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Que lo profesamos como Dios Trinitario: Padre, Hijo y Espíritu Santo. La unidad suprema (…) es la…unidad a través del amor. Creemos en Dios, en el Dios concreto. Creemos que Dios nos ha hablado y se ha hecho uno de nosotros. La tarea común que actualmente tenemos, es dar testimonio de este Dios vivo”.

El texto está disponible en la librería de la Conferencia Episcopal

a un valor unitario de $.1.500

Fuente: José Manuel Arenas sj, Director Comisión Nacional de Ecumenismo y Dialogo Interreligioso, CECh

Más Iglesia Arquidiocesana