Profesores de Cañete se capacitaron para incorporar el arte a la clase de religión

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 4 agosto, 2015

Pesebres, afiches, vitrales y denarios fueron algunos de los elementos que aprendieron a confeccionar los profesores de Cañete que participaron del curso “Apoyo plástico para el desarrollo de las estrategias metodológicas en la clase de religión”, cuya certificación se realizó el pasado sábado 1 de agosto en el marco de una Eucaristía celebrada por el Vicario Episcopal para la Educación, padre Francisco Osorio, en la capilla de la UCSC Campus Cañete.

Durante su homilía, el sacerdote explicó que “son dos cosas que se van uniendo, el arte y la clase de religión, aunque también participaron personas que imparten otras asignaturas ya que se entregan contenidos que nos permiten aprender cómo hacer una clase más interesante. Esperamos que este curso realmente les haya servido, ahora son ustedes los que deben transferir estas técnicas a los alumnos”. “Hoy la lectura nos dice que los discípulos estamos llamados a ser sal y luz del mundo. Ustedes tienen que ser sal para sus comunidades educativas, ayudando a sacar las potencialidades y talentos que los alumnos poseen. Por eso, el arte que ustedes han aprendido es un instrumento más para que sus clases sean más sabrosas, y ayuden significativamente en el proceso de aprendizaje de sus alumnos”.

Según explicó Marcela Villaseñor, quien impartió el curso, “los objetivos fueron desarrollar técnicas plásticas que pudieran ser replicadas en el aula con algunos contenidos, en plano y volumen, áreas bidimensional y tridimensional, y este año agregamos el hecho de crear objetos religiosos sencillos en asociación con los contenidos que debían aprender los alumnos, por ejemplo, denarios para enseñarles a rezar, pesebres y coronas de adviento para esperar la navidad. No se trató sólo de hacer un trabajo plástico, sino además conocer la razón, el origen de cada uno de ellos”.

El mayor problema que tienen los profesores de religión, prosiguió la profesora a cargo, “es que los niños no quieren tomar las clases de religión, cuyo programa tiene muchas estrategias metodológicas que involucran actividades artísticas ya sean musicales, literarias o plásticas. En ese contexto se imparte el curso, para que los participantes aprendan a desarrollar láminas, afiches, collages y lo apliquen con niños desde prekinder hasta cuarto medio, adaptando las técnicas de acuerdo a la exigencia y el nivel”.

Las clases se impartieron durante 10 sábados desde el mes de mayo en adelante, con un total de 80 horas que se dividieron en 60 para el trabajo plástico y desarrollo de los talleres, y las otras 20 en un módulo teórico relacionado con arte y cine, impartidas por el Licenciado en Teología Gabriel Rebeco.

Con posterioridad a la Eucaristía fue posible admirar los trabajos de los alumnos, expuestos en el hall del Instituto San José de Cañete, y luego compartir un café.

Larry Henríquez Bravo – Periodista

Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales

Más Iglesia Arquidiocesana