Proyecto AURA lideró seminario

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 28 junio, 2013

El proyecto AURA, perteneciente a la Fundación Social Novo Millennio de la Vicaría de Pastoral Social del Arzobispado de la Santísima Concepción, lideró el seminario “Explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes: estrategias de abordaje desde los garantes de derechos”, efectuado el 25 de junio en el Aula Magna de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

La iniciativa, desarrollada en conjunto con la carrera de Trabajo Social de la UCSC, surge a partir del trabajo de la comisión regional contra la explotación sexual, integrada además del proyecto AURA por el Ministerio Público, el Servicio Nacional de Menores y la Policía de Investigaciones. Su objetivo principal fue sensibilizar, difundir y orientar respecto de lo que es la temática de la explotación sexual comercial en niñas, niños y adolescentes (ESCNNA).

En el seminario intervinieron Mauricio Triviño, director subrogante de Aura, quien presentó los resultados del diagnóstico “Percepciones de profesionales de las redes de infancia de las comunas de Lota, Coronel, Concepción, Hualqui, Tomé y Talcahuano, respecto de la ESCNNA”. Luego, el docente de la carrera de Trabajo Social de la UCSC Alejandro Abarca, analizó el estudio entregando una mirada del fenómeno desde la intervención social. A continuación correspondió al Ministerio Público, en la persona de la abogada Alicia Salgado Rojas, detallar el marco legal que afecta la explotación sexual. Acto seguido la Supervisora Técnica de Sename Regional Sra. Carolina Campos, presentó el Segundo Marco para la Acción contra la ESCNNA, y finalmente hubo una ronda de preguntas, reflexión y cierre a cargo de Sr. Ricardo González Araneda, representante de la Seremi de Educación.

 

A continuación, les compartimos algunas opiniones de los protagonistas de este seminario.

Juan Cancino, Rector Universidad Católica de la Santísima Concepción

“Muy interesante, es una alegría que la UCSC sea parte de este trabajo, cualquier cosa que podamos hacer por enfrentar delitos que afecten a los niños y que los dañen, es construir un futuro mejor para nuestra patria. El que haya más conciencia y más disposición a trabajar en la prevención ayuda, porque así velamos por un futuro mejor para las personas que hoy son menores”.

Franco Calcagno Arriagada, Subcomisario de la Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones de Concepción

“Me pareció bastante bueno el seminario, las ponencias fueron certeras, muy claras, se aprecia que se ha avanzado bastante desde el punto de vista de la institucionalidad, y también en la prevención y detección de casos en los cuales se observe explotación sexual infantil. Desafíos para este tipo de acciones son, a mi juicio, perseverar en lo que tiene que ver con la sensibilización de la comunidad, aumentar el valor de gravedad que tiene este tipo de delitos dentro del ámbito de la vulneración de derechos de los menores, derribar los mitos que existen alrededor de este tipo de situaciones en el ámbito familiar y en la comunidad, la apreciación que muchas veces se tiene de este tipo de delitos y de sus víctimas, terminando con la estigmatización, lo cual permite ejercer un trabajo investigativo de mejor calidad y con mejores resultados. Una comunidad comprometida es mejore testigo, mejor denunciante”.

Cuña Mauricio Triviño, Director Subrogante Proyecto AURA

“Los desafíos de la comisión regional y de todos los actores que trabajamos en torno a la explotación sexual como el proyecto AURA que se especializa en la temática, primero es mantener la difusión y la instalación de la temática en distintos niveles de acción desde la gestión político estratégica hasta la formación de las policías, de los futuros trabajadores sociales, psicólogos y otros profesionales que van a trabajar en el área social. Así contribuimos a desnaturalizar el fenómeno, lo evidenciamos mucho más, fomentamos la denuncia, nos articulamos de mejor manera para dar las mejores soluciones en el menor tiempo. Fundamentalmente, los desafíos son responder a una necesidad imperante que es sensibilizar, desnaturalizar el fenómeno y atacarlo, atenderlo tanto desde lo reparatorio como desde la persecución judicial”.

Larry Henríquez Bravo – Periodista / Unidad de Comunicaciones, Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana