Realizan completa restauración del órgano de tubos de la Catedral

Más Noticias

Publicado el: 12 diciembre, 2017

En abril de 2018 podría estar nuevamente funcionando, en un cien por ciento, el órgano de la catedral de Concepción, que desde hace varios meses está sometido a una completa restauración.

Carlos Valdebenito Olivares experto en la materia tiene a su cargo esta reparación, quien estuvo trabajando en el instrumento durante varios días, en lo que definió como segunda etapa del proyecto. “Estamos haciendo una restauración completa, que incluye todo el sistema neumático, la tubería, la fuellería, el mueble, teclado, consola, membranas y motor”, comentó.

Valdebenito precisó que el órgano estaba funcionando al 30% de su capacidad y que hacía bastante tiempo que no tenía una intervención reparadora. Explicó que el deterioro se produce por la acción del tiempo y del manejo, ya que detectó algunas intervenciones no muy adecuadas, en el equipo (scoth en el fuelle o cinta de embalaje para parchar fisuras).

El organero dijo que este equipo es “lejos el mejor órgano en la región y es uno de los buenos instrumentos salidos del taller de Orestes Scarlini. Este equipo se construyó en Chile, en Santiago, donde había un organero italiano, que se avecindó en el país, en el siglo XX y construyó alrededor de 40 órganos. A mi gusto, por su sonido y la nobleza de los materiales, es uno de los mejores órganos del taller, algo similar al de la parroquia de Viña del Mar”.

Según Valdebenito, en el país existen muchos órganos y su taller ha restaurado varios de ellos, que son instrumentos de muy buena factura, de origen francés, alemán, italiano. “Incluso, hay instrumentos construidos por indígenas, como el de san Pedro de Atacama, que es el órgano chileno más antiguo del siglo XVIII, recientemente se grabó un disco en ese equipo”, confidenció.

El órgano de la catedral de Concepción fue construido en el año 1920 y su madera es noble, que se encuentra en muy buenas condiciones, ya que no hay indicio de plagas o termitas, salvo en algunas intervenciones posteriores con madera distinta. Ahora, con la ayuda de un Electricista se instalará un motor nuevo trifásico silencioso, que permitirá su funcionamiento a una temperatura ambiente adecuada. El órgano es de línea romántica, considerando la organería romántica del siglo XIX, principalmente francesa.

Indicó que en la primera etapa de la intervención se extrajeron piezas interiores para ser reparadas, se levantaron maderas, teclado y consola que se llevaron al taller, donde algunas se nivelaron y se adquirieron elementos en Alemania. “Queda una tercera etapa para los últimos detalles como la revisión de toda la tubería, la que será desmontada junto a tapas y cajas que contiene el instrumento en su interior y se corregirán problemas de regulación mecánica que se generan dentro del órgano, en el secreto. Después se reparará el fuelle y se procederá a rehacer la pintura y adornos. Esperamos que en febrero de 2018 tengamos el órgano sonando, ya que después viene un trabajo fino que incluye la armonización y afinamiento del equipo, que es darle voz a cada tubo. Creo que en abril del próximo año podremos decir que ya tenemos órgano nuevamente”, afirmó.

Valdebenito lleva alrededor de 25 años trabajando en este ámbito. “Estudié órgano con un experto, Mauricio Perguellier, quien actualmente es profesor de órgano en Austria. Él tenía el mantenimiento de varios instrumentos, principalmente el de los Sagrados Corazones de Valparaíso que, en mi opinión, es lejos uno de los mejores órganos del país incluso diría del continente. Después tuve la oportunidad de viajar a Europa, donde me especialicé en fabricación y restauración de órganos. Tenemos la única fábrica de órganos del país y, en este momento, el taller construye un órgano para Quilpué, que es más grande que éste”, concluyó.

 

 

 

Más Noticias