Reconocen valioso aporte de la Iglesia de Concepción en la reinserción social de personas privadas de libertad

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 9 noviembre, 2016

En el contexto del Seminario “La reinserción es posible”, realizado por el Consejo de Participación de la Sociedad Civil de Gendarmería, se destacó doblemente el trabajo y aporte de la Iglesia de Concepción, al proceso de la reinserción de personas privadas en libertad, en la región del Biobío.

La actividad se efectuó en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad de Concepción y estuvo presidida por autoridades de la SEREMI de Justicia y Gendarmería.

Recibieron el reconocimiento el Arzobispado de Concepción, en representación de Mons. Fernando Chomali (quien se encontraba en Asamblea Plenaria de Obispos en Punta de Tralca), el Pbro. Germán Hermosilla,  Capellán y asesor de la pastoral carcelaria y, además, el Pbro. José Cartes, vicario de Pastoral Social, quien recibió el estímulo a través del servicio y trabajo de Fundación Millennio.

El P. Germán Hermosilla comentó que “es legítimo y justo este reconocimiento, porque encarna muy bien en la persona de monseñor Chomali, quien le ha dado una impronta social muy grande y que la ciudadanía es consciente de esta preocupación de la Iglesia por los más excluidos, de los no  tomados en cuenta”.

Agregó que la Iglesia, a través de la Universidad Católica de Santísima Concepción y de la Vicaría de Pastoral Social, ha hecho un trabajo “muy importante y habla  bien de la Iglesia, al punto que hoy se le reconozca un trabajo que contribuye a la reinserción social de los privados de libertad”.

Confirmó que la Iglesia, desde hace tiempo, está aportando a la reinserción. “No olvidemos que a través de la pastoral  carcelaria y de la UCSC, que es  inédito en Chile, funciona una sede  en la cárcel  El manzano, ahora Biobío. Entonces es un aporte real y eficaz y que contribuye decididamente a la reinserción. Esto es destacable”, subrayó.

Además, indicó que la pastoral carcelaria, con su voluntariado, también realiza un apoyo en las 5 cárceles de la región, reconociendo que siempre hay una necesidad de más agentes pastorales. “Hay esperanza,  por un grupo de jóvenes universitarios  están acompañando un proceso con  las internas, en El Manzano. Hay que reconocer también el trabajo y el aporte silencioso que contribuye al encuentro del interno con Jesús. Es una acción complementaria para la reinserción, pero el problema más grave es que  como sociedad no hemos abordado bien este tema. Muchas personas recobran su libertad, pero sus antecedentes están manchados y tiene que pasar un año o dos antes de encontrar trabajo, porque se le cierran las puertas. Entonces, ahí hay un trabajo conjunto que tenemos que desarrollar, ver cómo acogemos y damos trabajo a esas personas”, enfatizó.

La UCSC, de manera muy concreta, ha desarrollado un programa inédito en el país, como lo reconoció el seremi de Justicia, Jorge Cáceres. Efectivamente ha buscado, a través de diferentes iniciativas, brindar oportunidades a internos penitenciarios que cumplen condenas en la región, con la finalidad de permitirles desenvolverse tanto en el mundo laboral como con su relación con su entorno familiar, en los centros de reclusión CP Concepción y CCP Biobío.

El programa de la Universidad se aborda a través de la dictación de carreras técnicas. Este programa nace en 2007, con la finalidad de apoyar y articular las iniciativas que se realizan en los establecimientos. Se inicia con la apertura de la carrera de Técnico de nivel superior en Construcción, que a la fecha ha permitido titular a 32 personas. El año 2014 se abrió la carrera de Técnico en Alimentos en el Centro de cumplimiento penitenciario Biobío. Junto con ello, se realiza la capacitación en ciertos oficios. Se han capacitado 350 en áreas como artesanía, construcción y alimentación. Además, se suma la vinculación con la Municipalidad de Concepción, en un proceso de reutilización de bicicletas en mal estado.

La Universidad también desarrolla un programa de apoyo en la Sección materno infantil del CP Concepción, que partió en 2007, con las embarazadas con lactantes menores de dos año.

Por su lado, la Fundación Social Novo Millennio realizó un  trabajo de apoyo a jóvenes en cárceles de Concepción y Chillán, condenados por la ley 20084, acompañándolos en el proceso de rehabilitación y reinserción.

Además, a través de un acuerdo entre Gendarmería de Chile y el Arzobispado de Concepción, se facilitó la acogida, en dependencias de la Iglesia, a personas que deban cumplir una pena sustitutiva de prestación de servicios, en beneficio de la comunidad, según el proyecto de reforma de la Ley N° 18.216.

Más Iglesia Arquidiocesana