REPORTAJE DIARIO LA ESTRELLA CONCEPCION

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 3 febrero, 2017

Diario La Estrella Concepción dio a conocer, en su edición de este viernes 3 de febrero, un amplio reportaje de la festividad de la Virgen de La Candelaria, en San Pedro de la Paz, realizado por la periodista Karen Retamal, que reproducimos para nuestros seguidores.

Piden a Virgen de la Candelaria por los afectados por incendios Tal como todos los años, el 2 de febrero se festejó a la patrona de San Pedro de la Paz, donde las plegarias fueron en directa relación de aquellos que lo perdieron todo en los incendios y están combatiéndolos.

Karen Loreto Retamal

 Un sentido diferente tuvo ayer la celebración de la Fiesta de la Virgen de la Candelaria en San Pedro de la Paz. Cada 2 de febrero, miles de fieles llegan al Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria a realizar diversas peticiones y mandas.

Este año, los incendios ocurridos en el país y la región estuvieron presentes en las plegarias de los feligreses, quienes durante la tarde de ayer se volcaron a las calles sampedrinas en procesión con la virgen (cuya figura data de 1583), que es uno de los símbolos de la comuna, finalizando con una misa a cargo de monseñor Fernando Chomali.

"Ha habido una participación muy intensa de las personas, han tenido el deseo de compartir con nosotros esta fiesta y al mismo tiempo uno ve que vienen con mucha alegría y eso uno lo percibe, tanto en la gente que viene a rezar, los que pasan para la misa, como aquellos que están esperando el momento de la confesión, que es una necesidad de su corazón", señaló el padre Mauricio Aguayo, párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria.

Orar por los otros

En los días previos a la Fiesta de la Virgen de la Candelaria, la llamada novena, el tema principal fue acompañar a las personas afectadas por los incendios, situación que se repitió en el festejo.

"Uno de los temas que se ha colocado explícitamente en las oraciones es rogar por la gente que está muy afectada por aquellos que siguen combatiendo, porque como todos sabemos, lamentablemente aún hay focos activos. Estamos en eso y uno percibe en particular, que vienen con esa necesidad porque uno se siente muy frágil, necesita una ayuda adicional de parte de Dios para enfrentar los momentos difíciles", señala Aguayo.

Es más, según dice, "la gente, aunque no lo digan explícitamente, uno sabe que estamos más necesitados de esa presencia de Dios en estas grandes calamidades".

Para Elisa Escalona era necesario ponerse en el lugar de los que lo perdieron todo con los incendios y orar por ellos. "Hemos venido a pedir que se paren, porque ya es algo que no tiene explicación. Todos los que somos creyentes pedimos la intervención de alguien, que no sea solamente la mano del hombre. Hay que pedir también algo divino. También hay que pedir por aquellos que están ayudando en los incendios, porque también echarán de menos el no poder estar en la Fiesta hoy, mandarles fuerzas y que no pierdan la fe, que también ayuda mucho", comenta la feligresa, quien cuenta que "toda la vida hemos venido. Primero con los abuelos, luego fue la tradición con los papás y ahora con mi hijo".

Luis León también asiste año a año al santuario. Para él es una tradición desde muy pequeño. "Siempre he venido para acá, es sagrado prácticamente, buscamos las manera de acomodarnos, como el pedir permiso en el trabajo, para poder cumplir", explica.

Sobre los afectados por los incendios, afirma que hay que tener una consideración especial con ellos, con toda la gente que perdió todo y con quienes trabajan en los lugares, pidiendo que puedan llegar sanos y salvos a sus hogares.

Quien también ha sumado sus oraciones para los damnificados de los siniestros es Ana María Sáez, que, al igual al resto de los fieles, visita todos los 2 de febrero a la Virgen, desde Arauco. "Vengo de toda la vida, mi mamá nos enseñó y ahora hacemos manda cada uno. Este año entre nuestras plegarias están los incendios, porque es maldad de la gente lo que está pasando", dice.

Como una de las historias más interesantes de la comuna califica Adriana Núñez, de Acogida, la de la Virgen de la Candelaria. Ella, vecina de San Pedro Viejo, sabe que es un emblema de la zona.

"Creo que es un tema que estuvo presente desde que empezaron los incendios. Acá se hace una novena por la Virgen y, generalmente, las peticiones iban hacia eso, porque aparte de que uno no siempre puede ayudar materialmente, pero acá se hace un trabajo espiritual tremendamente importante. Acá, cada día, cada misa, se pide por todo".

La vecina, de igual modo, menciona la importancia de incluir en estas oraciones a quienes están ayudando en la catástrofe.

"Tenemos una pena muy grande por toda la calamidad que hay, mucha gente va a quedar mal, pero también es importante pedir por aquellas personas que están ayudando. Que los aviones que están colaborando no sufran desperfectos. Es toda una cadena de oración que tiene que ver con la espiritualidad, pero también con la humanidad y con el servicio a las demás personas", añade.

Pura Fe

En los últimos días, muchas personas han apelado a la fe que los incendios no los hayan afectado. En ese sentido, el padre Mauricio Aguayo menciona que es lo propio del cristiano: poner su confianza en el señor.

"Hay signos que muestran que Dios nos da una ayuda adicional que puede ser muy explicable a nivel humano. Estas mismas circunstancias a uno le sacan el tema de la fe y a lo mejor tiene una explicación humana. Eso no anula la confianza de las personas frente a algo que en la inminencia del desastre aparece como un signo alentador de Dios", explica el párroco.

De igual modo, sostiene que el que tiene fe interpreta eso que puede ser explicable como fenómeno de la naturaleza como "un viento que sorpresivamente cambie de dirección, uno lo entiende como una acción en la que Dios está preocupado de acompañar a sus hijos. Y aquellos que hemos quedado bien, para acompañar a los que no tuvieron la oportunidad de salvar sus cosas", aporta.

Eso sí, aclara que la ayuda de unos no es contra los otros. "Si no que es para que estén en condiciones de ayudar a los que sí quedaron totalmente desamparados. No es que Dios quiera más a unos que a otros".

"Hemos venido a pedir que paren (los incendios)"

Elisa Escalona,, devota de la Virgen, de la Candelaria"

"Hay signos que nos muestran que Dios nos da una ayuda adicional que puede ser muy explicable"

Mauricio Aguayo, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, de San Pedro de la Paz"

 

Más Iglesia Arquidiocesana