SocialB promueve a emprendedores en Latinoamérica

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 12 abril, 2019

Con palabras de agradecimientos para la Iglesia de Concepción, tanto de autoridades, ejecutivos y de emprendedores, se desarrolló la ceremonia de clausura del Programa de Formación para Emprendedores Sociales, OrigenB, una iniciativa financiada por el Comité de Desarrollo Productivo Regional, CORFO Biobío, en el marco del tercer aniversario de existencia de SocialB, Centro de Emprendimiento e Innovación Social.

A la actividad, realizada en Cochrane 440, en Concepción, asistieron Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción; Francesca Parodi, Seremi de Gobierno del Biobío;  Mauricio Gutiérrez, SEREMI de Economía; Macarena Vera, Directora Ejecutiva del Comité de Desarrollo Productivo Regional – CORFO Biobío;  Gabriela Gutiérrez, Delegada Episcopal para la Vicaría de Pastoral Social, del Arzobispado de Concepción y miembro del Consejo directivo de SocialB;  Michelle Tobar, miembro del Consejo directivo de SocialB y  Jorge Bizama, Director Ejecutivo SocialB.

En esta oportunidad, hablaron Macarena Vera, directora Ejecutiva del Comité de Desarrollo Productivo Regional, CORFO Biobío, institución que ha cofinanciado la operación del área Cowork desde el año 2016 y el programa ORIGENB, que contó con  120 millones por parte de CORFO Biobío, para la formación y financiamiento de emprendedores que generan impactos positivos.

El SEREMI de Economía, Mauricio Gutiérrez, valoró el trabajo de la Iglesia, porque va justamente en la línea de lo que quiere el Gobierno. “Cuando hablamos de crecimiento y desarrollo, hablamos de desarrollo integral. Las empresas que son promovidas por la Iglesia  hablan  de economía circular, de la naturaleza, de la ayuda social y del emprendimiento como un motor de salida de las carencias sociales, por lo tanto, como Gobierno estamos muy contentos”, comentó.

Diego Zúñiga, emprendedor  que recibió apoyo de SocialB, señaló que la empresa consiste en “conectar a las personas a través del juego serio y puedan impactar a personas y comunidades y desarrollar las potencialidades que tienen  y al servicio de otros. “Para mí es un ejemplo que la Iglesia se preocupe del emprendimiento, porque SocialB ya es conocido en el ámbito latinoamericano. Personalmente, estoy sorprendido de todo lo que realiza la Iglesia, en el ámbito social”, recalcó.

Jorge Bizama señaló que el balance de los tres años de SocialB es positivo, ya que numerosos emprendedores han recibido formación y de ellos varios se han transformado en empresas productivas, pero además se están desarrollando importantes alianzas con Argentina y Costa Rica, con el objetivo que los productores del Bío Bío internacionalicen su actividad. “Lo que está haciendo la Iglesia de Concepción lo promueve el Papa Francisco a nivel mundial”, precisó.

Sobre el nacimiento de SocialB, se indicó que la Iglesia de Concepción da un primer gran impulso emprendedor  al crear  “Lavandería Industrial 21”, impulsado por Monseñor Fernando Chomali. “Surgió la motivación de crear un espacio capaz de apoyar a todos aquellos emprendedores que sueñan con dar respuesta a problemáticas sociales o medioambientales,  a través de un producto, servicio o modelo de negocio innovador, que genere un impacto positivo a nivel regional. De esta forma, y con el apoyo de la Universidad de Concepción, la Fundación Social Novo Milenio, postuló a CORFO el proyecto de un “Cowork Social”. Así nació, en abril de 2016, SocialB”.

A los tres años de  historia, SocialB se define como un Centro de Emprendimiento e Innovación Social, con una infraestructura renovada que permite realizar distintas actividades, que agregan valor al Ecosistema del Emprendimiento e Innovación regional, y que, además, se ha transformado en embajador de la Nueva Economía, difundiendo temáticas como Empresas B, Banca Ética,  y ha impulsado y Co-organizado el festival internacional de innovación Social, fiiS, como una forma de dar a conocer, en la región, aquellos emprendimientos disruptivos que tienen el propósito de hacer de este mundo, uno mejor y sostenible.

OrigenB es otra de las iniciativas que gracias al apoyo fundamental del Comité de Desarrollo Productivo Regional, a través de su fondo Subsidio Semilla de Asignación Flexible – Desafío Social, se hizo posible para contribuir al fortalecimiento de emprendimientos sociales, potenciado las habilidades propias de cada emprendedor, que busca generar un impacto positivo con su producto, servicio o modelo de negocio.

A continuación, invitamos a Diego Zuñiga, emprendedor que fue parte de este programa, con el proyecto Espacios Humanos, para que nos dé a conocer su experiencia.

“Estoy impresionado por lo maravilloso que ha sido esta experiencia y lo variada. Estamos empeñados en seguir impulsando  el emprendimiento social”, indicó Monseñor Chomali, planteando que también debieran motivarse iniciativas en el ámbito de la cultura y anunció que próximamente se instalará un nuevo emprendimiento, en este mismo lugar, consistente en una moderna cafetería.

Como parte de la ceremonia, las autoridades recibieron un símbolo de agradecimiento, por el trabajo y compromiso que han entregado a la existencia de SocialB. Este presente fue confeccionado por una emprendedora y artesana local, quien fue parte del programa de formación OrigenB, Valeria Veloz.

Finalmente, las autoridades acudieron al frontis de Social para descubrir como hito de este tercer año, la nueva placa, diseñada y confeccionada por emprendedores locales, y fabricada con material reciclado. Todo concluyó, apagando velitas de una torta SocialB. En tanto, en el patio de este lugar, se levantó una feria con algunos emprendedores.

 

Más Iglesia Arquidiocesana