Solemne licenciatura en Yumbel

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 17 noviembre, 2015

Alumnos y alumnas de cuarto año medio del Instituto San Sebastián de Yumbel dieron un paso trascendental en sus vidas, al ser protagonistas de la ceremonia de licenciatura 2015.

Todo comenzó con la Eucaristía, celebrada en la parroquia santuario y presidida por el Vicario Episcopal para la Educación y presidente de las Fundaciones Educacionales del Arzobispado, padre Francisco Osorio, junto al párroco Bernardo Álvarez y al vicario parroquial Héctor Mora.
En su mensaje, el celebrante señaló que “esta comunidad educativa pertenece a la Iglesia y tiene como finalidad lograr una educación centrada en la persona de Jesucristo. Todo lo que hacemos tiene como origen y meta el mensaje salvador anunciado por el Señor”. “Ustedes, alumnos, deben ser capaces de amarse, valorar su familia, quienes son y de donde vienen, con las cosas buenas y malas, lo que habla bien de cada uno de nosotros. Tienen que ser capaces de transformar el mundo pues el amor no es solo un sentimiento sino una actitud de vida”. “Hoy queremos rezar por ustedes, y pedir a Dios que les siga acompañando y bendiciendo para que en la nueva etapa que comenzarán el próximo año lleven el sello del colegio, que les ha entregado lo mejor. El futuro depende fundamentalmente de ustedes. Hoy todos luchamos por la excelencia educativa y estudiar gratuitamente, pero esto no se hará realidad si ustedes no son dedicados con sus estudios”.
Punto cúlmine de la Eucaristía fue la entrega de la cruz, signo del último hito pastoral, y que significa la luz de los discípulos misioneros enviados a transformar la sociedad. 
Luego de la Santa Misa los estudiantes caminaron hasta el Instituto, donde se realizó inmediatamente la licenciatura. Fue un instante de mucha emoción que consideró el traspaso del símbolo patrio y estandarte, los discursos de despedida y la entrega de licencias y distintos reconocimientos a los alumnos y alumnas que tuvieron rendimiento académico destacado, o bien resaltaron por otros aspectos como compañerismo o permanencia en el Instituto.
Rosemary Briones Campos recibió la distinción a la alumna integral. Consultada respecto de lo que significa para ella egresar de cuarto medio, señaló que “es una etapa terminada y muy importante, porque estaré pronta a cumplir mi sueño que es estudiar derecho. Respecto del premio, siempre hice las cosas porque me gustaban, el colegio para mí realmente fue un segundo hogar, donde conocí personas maravillosas, amigos que estoy segura me van a durar toda la vida, y profesores que me enseñaron muchas cosas. Siempre se hablaba del alumno integral, pero nunca pensé en recibir este reconocimiento pues había otros compañeros que también lo merecían. Estoy muy contenta, pues la elección la realiza la comunidad educativa, y me hace sentir bien que hayan valorado mi esfuerzo de tantos años”.
Larry Henríquez Bravo, Periodista, Vicaría para la Educación y Fundaciones Educacionales.

Más Iglesia Arquidiocesana