Una gran multitud acompañó la apertura de la Puerta Santa en Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 13 diciembre, 2015

“¡Abrid las puertas de la justicia. Entremos a dar gracias a Dios!” fueron las palabras que pronunció monseñor Fernando Chomali, al abrir las puertas de Catedral, en el inicio del Año Jubilar de la Misericordia, en la Arquidiócesis de Concepción.

La acción de apertura comenzó exactamente a las 19:00 horas, de este domingo 13 de diciembre, con la lectura del Evangelio de la Misericordia, con la presencia de numerosos sacerdotes, seminaristas, diáconos permanentes y fieles que permanecían en el atrio del templo.

 Tras el rito, Monseñor abrió las puertas y permaneció hincado por algunos minutos, en tanto, un repicar de campanas anunció formalmente el inicio del Año de la Misericordia. A continuación, se ingresó en procesión hasta el altar, en que Monseñor depositó los Evangelios sobre el Altar.

 Al concluir la Eucaristía, animada por Coro Arquidiocesano, Monseñor Chomali dijo: “Tenemos que convertir la Iglesia en un oasis de misericordia;  nuestra palabra tiene que ir unida a nuestros gestos y abrir las puertas de par en par para que las personas tengan la experiencia del amor de Dios”.

 El Arzobispo se mostró emocionado presidir esta acción. “La verdad es que me emociona, porque creo que el mundo moderno, tan lleno de tecnologías y de comunicaciones, nos tiene sumido en la mayor de las soledades, en la mayor de las indiferencias, y muy encerrados en nosotros mismos. La puerta del amor de Dios nos abre un mundo extraordinario, que es la puerta del amor y de la fraternidad  y la paz, que tanto nos hace falta”.

 Agregó que desde ahora, todas las puertas de la Iglesia en el mundo están abiertas. “Es un llamado universal del Papa  a salir de nuestras murallas – como él dice – y salir  al encuentro del perdón, perdonarnos nosotros y recibir el perdón de Dios”, subrayó.

 El Año de la Misericordia se extenderá hasta el 20 de noviembre, que el Papa Francisco dispuso desde 8 de diciembre, en la solemnidad de la Inmaculada Concepción y en el marco del 50ª aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II.

 El Papa emitió una Bula que anunció este tiempo especial para los católicos, con la finalidad de ofrecer algo nuevo. Un obispo tiene el permiso de designar una puerta de su diócesis como Puerta Santa: “Para el mismo domingo (domingo 13 de diciembre) establezco que en cada Iglesia particular, en la Catedral que es la Iglesia Madre para todos los fieles… se abra por todo el Año Santo una idéntica Puerta de la Misericordia”.

 Además, se faculta para que algunos santuarios, aparte de la Catedral, sean “Templos Jubilares”. En la Arquidiócesis de Concepción serán templos jubilares el Santuario de San Sebastián, en Yumbel; el Santuario de la Virgen del Carmen Misionera, en Talcahuano (sector Santa Clara); el Santuario de Montahue, en San Pedro de la Paz;  el templo parroquial Santa Rosa de Lima, en Lebu; el templo parroquial Nuestra Señora de la Candelaria, en  Tomé y la Capilla del Hospital Regional de Concepción.

 En concreto, cruzar por la Puerta Santa (Puerta Principal en nuestra Iglesia Catedral y los lugares antes mencionados) dará a los fieles la remisión de la pena temporal por los pecados perdonados en confesión y se ofrece a quien atraviesa las Puertas, recibir la Eucaristía y la reconciliación, rezar por las intenciones del Papa y además, efectuar un acto de misericordia.

 El padre Manuel Zúñiga, encargado de Liturgia, señaló que la Puerta Santa “representa un paso del pecado a la redención, de la muerte a la vida, del no creer a la fe, etc. Jesús se describe a sí mismo como la puerta. La gente debe entrar a través de Cristo para llegar al Padre. La puerta es la vía de la salvación. Hay también un simbolismo mariano, pues la Virgen María es la puerta a través de la cual la salvación entró en el mundo. Las puertas de una Iglesia marcan el límite entre lo sacro y lo profano; de una fe que sale al mundo y de un mundo que encuentra en Cristo amor, ternura y la experiencia de la misericordia”.

 

 

 

Más Iglesia Arquidiocesana