Unánime apoyo logra proyecto de “casino estudiantil” impulsado por la Iglesia de Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 4 junio, 2015

Un completo respaldo tuvo el proyecto del casino estudiantil “Padre Carlos Puentes”, que presentó monseñor Fernando Chomali, a un grupo de autoridades públicas, universitarias y empresarios, durante un desayuno fraterno.

Se trata de abordar la problemática que sufren  numerosos estudiantes  de la educación superior y de enseñanza media de la zona de Concepción, al no contar con una alimentación adecuada mientras realizan sus clases.

El encuentro convocado por Monseñor Chomali se realizó en la Sala de Exposiciones del Arzobispado y contó con la presencia del intendente regional, Rodrigo Díaz, la gobernadora provincial de Concepción, Andrea Muñoz; los seremis de Educación, Sergio Camus y de Desarrollo Social, Patricio Torres, además del rector de la UCSC, Juan Cancino y numerosos empresarios de la zona.

El Arzobispo presentó aspectos generales de la iniciativa y llamó a que “todos juntos, con sus capacidades e inteligencias, podamos sacar adelante este proyecto, que es un proyecto ciudad, que llevará el nombre del Padre Carlos Puente, un sacerdote muy querido”.

El Intendente expresó su alegría. “Hace unos 120 días, conocí la idea general de esta iniciativa y hoy veo un importante avance. Como Gobierno, la valoramos  y he planteado a la gobernadora e INNOVA Bio Bío  para que puedan ver  y analizar el apoyo al modelo de sustentabilidad, vinculado a la  innovación y espacios creativos. Hay que tener claro que no es fácil la transferencia de recursos del Estado, porque no se pueden traspasar recursos a entidades particulares. Hay que estudiar el caso a través de entidades públicas”, señaló, agregando que “este es un esfuerzo de todos. La sociedad que debemos construir es a través de la solidaridad, que  debe ser el motor de nuestro accionar. Este es un capital que debemos potenciar como sociedad. Es mucho más alentador trabajar todos juntos. Agradezco la oportunidad y confío que todos podamos conseguir el objetivo”.

El alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz,  intervino en la jornada, resaltando que “es muy  importante que la Iglesia convoque a diversos ámbitos tanto público como privado. Las iniciativas sociales que lleva adelante habla de un Iglesia viva. Vengo a ponerme a disposición. De acuerdo a lo planteado por el Intendente, estudiaremos el mecanismo para impulsar el aporte al proyecto. La alianza entre el público y el privado nos va a permitir salir adelante”.

La gobernadora provincial de Concepción manifestó que se explora junto a INNOVA Bio Bio  un proyecto que apoye el casino estudiantil y sea un centro para co creación, para mejorar su inserción. “Se trata de tener un espacio que les permita a los jóvenes encontrar una oportunidad para desarrollarse integralmente. Monseñor, cuente con nuestro compromiso y estaremos atentos a los aportes que todos podamos hacer”.

El presidente del Consejo Regional de Gobierno Bío Bío, Eduardo Muñoz, valoró lo que denominó “comedor fraterno”, anunciando que la iniciativa puede ser postulada al Gobierno Regional para lograr un subsidio, que estimó podrían ser 20 millones de pesos, gestión que podrá hacerse a partir de 2016.

El Pbro. José Cartes, vicario de Pastoral Social del Arzobispado, explicó que, en estos momentos, a través de distintas iniciativas y programas, se acogen y atiende más de 800 menores (víctimas de  abuso sexual, problemas de drogas, y adolescentes judicializados).  “Esto es una muestra del enorme trabajo social de la Iglesia, que muchas veces no es visibilizado, pero damos garantía de su nuestro trabajo y compromiso, motivado fundamentalmente por el evangelio del buen samaritano. Lo señalo para que se entusiasmen y apoyen este desafío”, enfatizó.

Jorge Fuentealba, director de la sede Concepción de DUOC-UC, una persona clave en la iniciativa, por el valioso apoyo a la Lavandería 21 de Concepción, encabezará un equipo que impulsará el proyecto y lograr su concreción. “Ya tenemos muy claro el modelo  de financiamiento. La Lavandería 21 es un ejemplo de cómo hacer bien estas cosas. Es una obra sustentable en el tiempo, haciendo un trabajo de empresa. Cada peso que se consiga estará muy bien invertido”, subrayó.

A estas opiniones de apoyo, se sumaron también las de Luis Felipe Moncada, presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros de Talcahuano (ASIPES), quien calificó la iniciativa como “muy relevante, en lo personal y nuestra institución, que conforma un grupo de empresas,  estudiaremos  cómo poder cooperar. Me sumo plenamente a su proyecto”. El rector de la UCSC, Juan Cancino,  transmitió su vivencia personal. “Sé, personalmente, lo que el proyecto significa. Llegué a rector siendo hijo de un obrero agrícola y una dueña de casa, el  mayor de 10 hermanos, dos de ellos fallecidos y 8, profesionales en distintos ámbitos, gracias al esfuerzo y  a la solidaridad. Habla un becario que se alimentó con una beca JUNAEB. Cuente con la universidad y mi apoyo”, concluyó.

La iniciativa considera la reparación y habilitación de infraestructura del inmueble ubicado en calle Cochrane 440 de propiedad del Arzobispado. La superficie disponible es de  370 m2 y se proyecta una capacidad para 211 personas. El presupuesto referencial es de aproximadamente 190 millones de pesos.

El objetivo central del proyecto es contribuir a asegurar el acceso a una alimentación equilibrada, de calidad y a precio justo, por parte de estudiantes de educación superior de Concepción, pertenecientes a familias vulnerables.

Descripción del problema

El problema es la dificultad que tienen los estudiantes de educación superior más vulnerables, en el acceso a alimentación suficiente y equilibrada y a un precio justo.  Esta necesidad básica es resuelta mayoritariamente, a través de becas JUNAEB, adquiriendo libremente los alimentos en el comercio establecido, donde no siempre el producto cumple con los requerimientos nutricionales.  A esto se suman jóvenes que no tienen beneficios, factor de mayor riesgo para una alimentación adecuada, algunos son acogidos en Comedores Parroquiales, constatando que muchos comen sólo una vez al día.

Asimismo, en Concepción existe un comercio establecido, cuyo público objetivo o mercado meta, son los jóvenes.  Conocidos son los Pubs y locales de comida rápida, cercanos a universidades e institutos profesionales, Plaza Perú y Barrio Estación, que ofrecen atractivas promociones que incluyen el alcohol. Por otro lado, cada día aumenta el comercio informal, carros de comida y vehículos particulares,  instalados en el exterior de los centros de estudios, que ofrecen comida rápida al paso, con precios al alcance de los jóvenes.

Más Iglesia Arquidiocesana