Unas Misiones diferentes…

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 12 enero, 2012

Por muchos años, tanto en vacaciones de invierno como de verano, los estudiantes del Instituto de Humanidades ‘Alfredo Silva Santiago’ de Concepción, realizan Misiones de servicio y evangelización en el sector de Ñipas, comuna de Ránquil.

Para el verano de 2012, nuevamente el objetivo era visitar las 8 comunidades rurales de la Parroquia Dulce Nombre de María. Pocos días antes de emprender la tarea, que partía el jueves 5 de enero, se desató la tragedia del megaincendio que afectó la comuna de Ránquil, entre otras, donde se ubican a lo menos cinco de las comunidades a misionar, que en mayor o menor grado fueron dañadas.

Lo anterior implicó un cambio de planes, pero no disminuyó el esfuerzo y las ganas de acompañar a esta comunidad. Los jóvenes rápidamente se organizaron movilizándose en distintas campañas, incluso hasta el día domingo 8 de enero lo ofrecieron para continuar con la tarea, ubicándose en los supermercados BIGGER de calle Ejército con Aníbal Pinto y el UNIMARC de calle Tucapel, que fueron los únicos que gentilmente aceptaron la presencia de los jóvenes para que solicitaran colaboración. Otros también estuvieron en las calles pidiendo aportes en dinero, que se invirtió en elementos que no se recibieron y que son de mucha necesidad.

El trabajo de estos jóvenes, pertenecientes a la Juventud Institutana en Cristo (JIX), que contó también con la compañía de algunos apoderados, dio mucho fruto. Los aportes en ropa y alimentos fueron significativos (en principio dos camiones), que sin duda son de gran ayuda para nuestros hermanos que sufrieron pérdidas totales a raíz de este incendio.

La campaña concluye el 12 de enero, y con lo recolectado se espera mantener la ayuda durante los próximos meses, en que a veces se olvida la tragedia y por ende las necesidades de los afectados. La intención es clara: acompañar todo el 2012, con la misma voluntad que manifestaron seis de los misioneros que se trasladaron a Ñipas los primeros días posteriores al incendio, para ponerse a disposición del párroco padre Edgardo Ojeda y ayudar a clasificar ropa y alimentos, colaborando también en la entrega a las familias.

Fuente: Dirección de Pastoral, Instituto de Humanidades ‘Alfredo Silva Santiago’, Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana