Urgente llamado a solidarizar con las personas que sufren efectos de incendios forestales

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 2 enero, 2012

Un ferviente llamado hizo a la comunidad regional el Arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali, para solidarizar prontamente con las personas y familias que sufren el drama de los incendios forestales de las distintas comunas de la zona.

Los siniestros han dejado más de 500 damnificados, una persona fallecida, más de un centenar de viviendas destruidas, una empresa forestal dañada y se han quemado más de 10 mil hectáreas de bosques.

“La Iglesia  de Concepción está conmovida por todo lo que está aconteciendo y mi llamado de solidaridad es con  quienes sufren, porque muchas familias han perdido sus casas  y hay además personas que tienen problemas con sus puestos de trabajo”, dijo hoy Monseñor Chomali ante los medios de prensa.

Informó también que frente a los peligros del fuego en la zona de Ñipas, se debió evacuar el Hogar de Ancianos San José de Ñipas y los 20 adultos mayores se encuentran a salvo y en buenas condiciones, reubicados transitoriamente en la Escuela de Portezuelo.

“Como Iglesia no podemos quedar indiferente frente al sufrimiento de las personas y hacemos un llamado para que lo antes posible se motiven y acudan a las parroquias, a la catedral y a las dependencias de la Pastoral Social (Cochrane 440) para ayudar con colchones, alimentos no perecibles, agua y todo tipo de ayuda para ir en apoyo de las personas que enfrentan una situación muy compleja”, recalcó el Arzobispo.

“El peso específico de una sociedad se mide en la capacidad de solidarizar con quienes  están sufriendo. La Iglesia colabora con el Estado, poniendo su estructura pastoral para llevar prontamente apoyo a los afectados. Lo central es que esto es una emergencia y el Gobierno ha decretado alerta roja y como comunidad creyente no podemos quedar indiferentes”, subrayó.

Dijo, además, que son situaciones muy dolorosas e inesperadas y hay que  responder con amor y rápidamente. “Porque cuando uno ayuda al que sufre, oportunamente,  lo ayuda doblemente. Por lo tanto, no hay que esperar mañana lo que podemos hacer hoy. Como arzobispo hago el llamado a todas las personas de buen corazón, por lo tanto hablo de creyentes y no creyentes y de distintas religiones para que unidos acudamos a quienes sufren”, enfatizó.

Monseñor hizo un llamado un llamado especial a los empresarios que se han visto afectados por el incendio, para que hagan los esfuerzos por mantener la fuente de trabajo. “Sería lamentable que las personas damnificadas además de perder su casa, pierdan su trabajo. En este sentido, la Iglesia ayudará, como siempre, a buscar los mecanismos de tal forma que las empresas continúen, porque el trabajo es la fuente de sustentación de la mayoría de los chilenos”.

Las ayudas serán recibidas en las Parroquias de la Arquidiócesis de Concepción, en la catedral (frente a la plaza principal de Concepción) y en la  Casa del Área de  Pastoral Social del Arzobispado, ubicada en calle Cochrane 440, Concepción, a partir de este momento.

Para mayores informaciones, comunicarse al teléfono 2293100, o a los correos electrónicos ssocial@arzobispadodeconcepcion.cl ó psocialconce@yahoo.es 

Más Iglesia Arquidiocesana