Vicaría de Pastoral Social inició revisión de su trabajo en el año 2013

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 18 noviembre, 2013

Con un encuentro en Casa de Formación Betania, la Vicaría de Pastoral Social a través de sus áreas de animación de la pastoral, fundaciones sociales y unidades de apoyo, inició el proceso de revisión de su trabajo en el presente año.

Lo fundamental fue valorar aquellos temas y énfasis que se han abordado durante el año como Vicaría e Iglesia diocesana, y a la luz de hacer una evaluación diagnóstica de cómo está la Vicaría de Pastoral Social, asumiendo los desafíos para los próximos años en atentos a las nuevas orientaciones pastorales. Se inició este proceso con la idea de que pueda iluminar las evaluaciones y revisiones en las pastorales específicas.

El Vicario Pbro. José Cartes Gómez, señaló que esta mirada es bastante profunda y tremendamente necesaria, “nos permite conocer dónde estamos situados para poder trabajar pastoralmente. Hemos visualizado lo que hemos hecho, nuestras debilidades, fortalezas y desafíos hacia el futuro, todo esto coordinado con la Vicaría de Pastoral del Arzobispado. Como Vicaría de Pastoral Social tenemos la visión del papa Francisco, que cada vez se hace más potente e iluminadora, lo que junto a las instrucciones de nuestro Arzobispo refuerzan nuestra labor en el territorio de la Arquidiócesis. Por otra parte, este ejercicio nos lleva a ver que una fe sin obras adolece de esa mirada al hermano que lo necesita”.

 

Por su parte, la secretaria ejecutiva Sra. Gabriela Gutiérrez, puntualizó que el encuentro ayudó a detectar dónde están las fortalezas y debilidades. “Creo que a juicio nuestro la gran fortaleza es que hemos sido capaces como Iglesia diocesana y como Vicaría de darnos una nueva estructura en estos procesos de conversión pastoral, y cómo ella puede ayudar de mejor modo a la misión que tenemos por delante. Lo segundo es que desde mayo a la fecha hemos estado en un proceso de instalación de la nueva estructura pasando de Área a Vicaría de Pastoral Social, lo que implica generar criterios comunes, líneas de trabajo, implementar ejes, todo lo cual toma su tiempo porque es una nueva forma de ver y realizar la acción. Lo que rescato es que este tiempo nos ha permitido trabajar más como pastoral orgánica e integrada, respondiendo de manera especializada a los desafíos pastorales que nos presenta la realidad. En cuando a las debilidades, debemos seguir creciendo en comunión misionera y celo apostólico, para que todos nosotros, profesionales, sacerdotes, diáconos, religiosas y laicos, fortalezcamos este espíritu”.

 

Uno de los participantes fue Roberto Villalobos, quien asistió en representación de la Fundación Ciudad del Niño, integrada recientemente al Arzobispado de Concepción. Él destaca que el principal desafío es “insertarse plenamente en el proceso pastoral que desarrolla la Vicaría. Fue una jornada muy enriquecedora”.

 

Al concluir, la trabajadora social Jéssica Contreras expuso algunos aspectos en relación a la construcción de perfiles en camino al itinerario formativo de la Pastoral Social.

 

Larry Henríquez Bravo – Periodista / Unidad de Comunicaciones, Vicaría de Pastoral Social

Más Iglesia Arquidiocesana