Yumbel se convirtió en un espacio de esperanza

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 20 enero, 2017

“Este un día maravilloso y una día de esperanza, saber que miles de chilenos y extranjeros estamos aquí para celebrar a san Sebastián”.

Con esa esas palabras, monseñor Fernando Chomali, arzobispo de Concepción, inició su homilía ante una enorme multitud que copó el extenso recinto del campo de oración, que pese a la alta temperatura, se parapetó bajo la sombra de las frondosas acacias.

La festividad de san Sebastián, transcurre en un ambiente de gran religiosidad, con expresiones de recogimiento y respeto, con peregrinos venidos de lejos, sosteniendo en sus manos  espigas de trigo en sus manos y la estampa con la oración del santo, que rezará al final de la misa.

“Sebastián fue un hombre profundamente valiente y santo, porque tenía puesta la confianza en Dios. Nosotros somos  la fuerza que va quedando en nuestro país, para poner la confianza de Dios en los hombres. Nadie nos separará de su verdad y de su sacrificio. Muchos están aquí para dar gracias a Dios. Pensemos en los dones regalados, porque nos enseña a reconocer, amar y sobre todo a agradecer”, añadió.

Dijon que “los católicos tenemos una esperanza,  no en nosotros, no en la ciencia, no en la economía, sino en la esperanza en Jesucristo, que es la roca firme que aunque vengan tormentas, jamás nos separará de Dios, porque su amor es incondicional”.

Luego planteó que “nos duele que haya violencia en el país, que hay delincuencia, pero la razón de eso es que se han olvidado de Dios y han querido construir un mundo sin Dios. Tenemos una gran responsabilidad en el hogar, en el barrio para hablar de Dios, para que cambie los corazones. Incluso algunos, declarándose cristianos, están aprobando una  ley que termina con la vida de un inocente. Nosotros, que creemos  en Dios y en san Sebastián, creemos que la vida es sagrada y tenemos que defenderla. Es la tarea de hoy, defender la vida del más débil. Y tenemos que decir que no queremos una ley de aborto en Chile, porque cada ser humano es sagrado”.

Posteriormente, en  un contacto con medios de prensa, monseñor que afirmó que “estamos muy perplejos, primero  porque en la Comisión de Salud del Senado, habiendo médicos en ella, no hayan reconocido lo que dice la ciencia que la vida humana comienza en los momentos de la fecundación; eso es preocupante. En segundo lugar, que la Comisión de Constitución haya aprobado un proyecto que es inconstitucional, porque la Constitución protege a la vida que está por nacer; eso resulta también incomprensible”.

A juicio del Arzobispo “no se han abierto a lo que ha pasado en el mundo, en todas partes, comenzaron estas tres causales y terminó en el aborto libre. Si uno lee el proyecto responsablemente, como lo hizo la Conferencia Episcopal, es un proyecto que permite la eliminación de seres humanos inocentes, prácticamente bajo cualquier circunstancia. Estamos muy conscientes que hay embarazos complejos, eso no lo negamos, porque es parte de la realidad, pero también creemos que las situaciones complejas no se resuelven con un acto de violencia. Y con esta ley, el vientre de la mujer, se va a convertir en el lugar más peligroso de la sociedad.  Es un punto de inflexión de la sociedad chilena y seguiremos  trabajando hasta el último, para demostrar que desde la ciencia, la filosofía, la teología y de la ley que este es un proyecto que no tiene que salir adelante”.

Con motivo de la festividad de san Sebastián, Yumbel se ha convertido, en un “pulmón espiritual” importante, para lo cual la ciudad se ha preparado coordinadamente desde el Municipio y la colaboración del santuario, como lo aseguró el rector y párroco, padre Bernardo Álvarez, quien precisó que incluso han llegado numerosos argentinos y peregrinos de todo el país. Indicó que durante el fin de semana, el santuario ha programado la celebración de misas, con el apoyo de numerosos sacerdotes.

Después de la Misa presidida por Monseñor Chomali, celebró la Eucaristía, el obispo de la Diócesis de Los Ángeles, monseñor Felipe Bacarreza. En la tarde, a las 17:00 horas, se realizó la tradicional procesión por calles de Yumbel, con gran participación de fieles.

 

Más Iglesia Arquidiocesana