volver



Recomendar por email

Ministros de la Comunión reciben completo plan formativo

Publicado el 2017-07-05

Una profunda formación teológica y litúrgica reciben los ministros de la Comunión, de acuerdo a la misión que realizan en las parroquias y comunidades.


Ministros de la Comunión reciben completo plan formativo

Más de 50 personas, entre hombres y mujeres, en su mayoría adultos, pero también numerosos jóvenes, realizan, este año, en Concepción, el programa formativo que impulsa COMIN.
El diácono permanente, Pedro Sánchez, encargado de coordinar el COMIN de la diócesis, dijo que los primeros martes del mes se realizan, en casa Betania, las jornadas de formación de los nuevos ministros de la Comunión. Agregó que a sugerencia del Arzobispo, esta formación comenzó a impartirse en los distintos decanatos, como una forma de acercar el proceso a las personas en las parroquias. “De esta forma estamos haciendo  eco a uno de los siete puntos que entrega el documento sinodal de formación”, precisó el coordinador.
Asimismo, dio a conocer que actualmente se trabaja en conjunto con CECAF, con el apoyo de una profesora que  entrega toda la parte teológica y COMIN  imparte la formación litúrgica, aspectos del perfil y  espiritualidad.
Precisó que todos los temas de formación se enmarcan el Catecismo de la iglesia (Eucaristía, la sanación, la oración el Padre Nuestro, entre otros temas). Indicó, además, que el ministro se prepara durante un año, tras lo cual es instituido como tal, pero debe continúa un segundo año para profundizar su formación. Al término del primer año recibe su credencial y un manual con todo el procedimiento para su misión.
“Damos gracias a Dios que haya mucho interés de los laicos en prepararse para ministro de la Comunión, en las parroquias. Los decanatos Bío Bío, Concepción, Talcahuano destacan por su activa participación”, subrayó, confidenciando que esta tarea de coordinador la ha asumido como un desafío personal y la ha tomado “con mucha alegría y mucho gozo, gracias al Señor”.
Se refirió también a que la función del ministro, quien es elegido por confiabilidad del párroco, consiste fundamentalmente en ayudar a distribuir la Comunión donde el sacerdote no puede llegar, especialmente en los domicilios de los enfermos o en los hospitales o dentro de la celebración de la Eucaristía cuando no hay diacono instituido y cuando el sacerdote celebrante lo requiere, porque hay misas dominicales muy masivas. 
“Hay hombres y mujeres que se forman como ministros de la Comunión y estamos planteando y poniendo énfasis sobre el perfil del ministro. Que sea una persona de oración profunda, asiduo a la Eucaristía, ojalá diaria y dominical; y que dedique  los jueves y primeros  viernes, un tiempo de oración al Santísimo Sacramento, que  es su fuente. No puede ser un ministro que solo vaya los domingos, por cumplir, sino que debe ser un hombre de oración, no sólo del rosario, sino de la palabra de Dios y, en lo posible, que sea un buen referente y buen ejemplo dentro de su comunidad”, fundamentó.
Por último, manifestó que si bien la edad mínima para ser ministro de la Comunión es de 18 años, lo importante es el compromiso y la audacia que debe tener para tomar esta gran responsabilidad, “porque es el Señor quien lo invita a este Jesús sacramentado, que a quien va a distribuir entre sus hermanos”.


Fotos Adicionales

Arzobispado de la Ssma. Concepción
Caupolican #491 Concepción
fono: (41)2626100 - Casilla:65 - C