volver



Recomendar por email

Hna. Salesa renovó compromiso tras cumplir 25 años de vida religiosa

Publicado el 2017-07-24

Dando gracias a Dios, por mantener viva su fe, durante 25 años de vida religiosa, la Hna. Marisol Seguel, de la congregación Hermanas Salesas, renovó su compromiso durante la celebración de una Misa, en la parroquia Natividad de María, en Concepción.


Hna. Salesa renovó compromiso tras cumplir 25 años de vida religiosa

La Hna. Marisol viajó desde san Bernardo – donde reside actualmente – para estar presente en la Eucaristía que presidió el padre Mauricio Aguayo, Vicario General de la Arquidiócesis de Concepción y concelebrada por varios sacerdotes. Estuvieron presentes también numerosas hermanas Salesas y de otras congregaciones.

La religiosa agradeció “al Señor por todo este tiempo por haberme mantenido fiel; gracias al Señor por la fe que Él me dio a través de mi familia y de mucha gente que conocí a lo largo del tiempo, en Concepción. Estar, aquí, ha sido una escuela de fe y crecimiento personal. Esta parroquia (Natividad de María) me hizo madurar como religiosa y mirando para atrás, todo lo que he vivido, ha sido muy bueno. Agradecer a mis hermanas de congregación, por la enseñanza que me dieron. Mi congregación tiene una espiritualidad que es una riqueza muy grande, con un carisma muy precioso. Pareciera que somos pocas, pero somos 1.400 hermanas en el mundo, presentes en 21 países”.

Dio gracias por los sacerdotes y agradeció al “sacerdote que marcó mi vocación, el padre jesuita, José Cifuentes y que marcó también la vida de muchos otros jóvenes, en ese tiempo. Agradecer a mi familia y a los laicos, que me ayudan a mantener mi fe. Por último, decir que cuatro palabras han estado permanente en mi camino: la renuncia, sin renuncia no hay vocación; lo segundo, sacrificio; la soledad, al principio de mi consagración fue más duro, la soledad afectiva, pero se sale adelante y, por último, la oración, la oración personal y oración comunitaria”.

El padre Mauricio, en su homilía, expresó que “celebrar 25 años de profesión religiosa no es sólo una fiesta para quien está viviendo esta experiencia, sino que para toda la comunidad que acompaña ese camino”. Y añadió: “Nos alegramos y la iglesia se alegra por cada vocación, pero en este caso, son veinticinco años, un motivo mayor, en el sentido que cada persona que le responda a Dios con su corazón, provoca no sólo en la Iglesia, sino también en el mundo, una experiencia nueva”,

En su mensaje también dijo que “hay muchas cosas que, en este camino, no han sido sencillas, sino con muchas exigencias y para vivir esto, puedes darle gracias a Jesús, una vez más. Recuerda que este es un tesoro. Mucha gente ha conocido el servicio que has realizado. El 7 de diciembre de 2009 la comunidad de la parroquia Natividad de María, te despedía. Quienes estamos aquí es para ayudarte y para dar gracias por todos los dones de Dios y por la familia que te acompañó y seguir dando gracias por tu entrega continua; tenemos que dar gracias por la comunidad de las Hermanas Salesas, representada por la región completa, que ha crecido en Argentina, Brasil, y por las hermanas que te conocieron al comienzo, como las francesas quienes fueron tu puntal, en afirmar la primera etapa, con las hermanas de la India que se han ido sumando con el tiempo y tus hermanas de Chile, en un camino de vida y sentido y como Iglesia de Concepción, dar gracias por eso; transmitir el agradecimiento de nuestro Arzobispo, por tu presencia, primero en Carampangue, Ñipas, en Natividad de María, Baquedano, Angol, Curanilahue. Por todo, gracias, pero queremos que sigas”, concluyó.


Fotos Adicionales

Arzobispado de la Ssma. Concepción
Caupolican #491 Concepción
fono: (41)2626100 - Casilla:65 - C