volver



Recomendar por email

Padre Boris Santana inicia estudios de doctorado en Roma

Publicado el 2017-08-28

Con el objetivo de estudiar un doctorado en el extranjero viajó a Roma, el presbítero Boris Santana Arriagada, quien fuera formador del Seminario Metropolitano de Concepción y docente del Instituto de Teología de la UCSC.


Padre Boris Santana inicia estudios de doctorado en Roma

 El P. Boris ingresó para formarse como sacerdote, al Seminario, en marzo de 2001, luego de concluir la enseñanza media y de estudiar un año de medicina en la universidad. 

Recuerda que comenzó su discernimiento específico de su vocación sacerdotal a fines de 1998, cursando tercero medio. “A partir de ese momento, acompañado del padre Hernán Enríquez, que era el encargado de la Pastoral Vocacional de la diócesis, realicé mi discernimiento”, señala. 

Egresado del Seminario, el año 2007, fue destinado a trabajar pastoralmente en la parroquia Natividad de María y en el Instituto de Humanidades de Concepción, “lugares donde estuve por un período de tres años. Posteriormente, fui enviado a la parroquia La Ascensión del Señor, por dos años, como vicario parroquial. En ese tiempo, trabajé como encargado de la pastoral vocacional y atendía a las Siervas de Jesús con la celebración de la eucaristía”, confirma, agregando que llegó como formador del Seminario en marzo de 2013.

Comenta que “el proceso de formación busca permitirle al seminarista prepararse para responder al Señor en el sacerdocio. Hay un trabajo del seminarista, del Seminario, pero, por sobre todo, de Dios. En la formación, hay tres grandes etapas. La primera etapa se llama Propedéutico, y corresponde al primer año de formación, en que se trabaja muy fuertemente el discernimiento y la inserción en el ritmo del Seminario. Los siguientes dos años, que coinciden con la formación académica en el área filosófica, corresponden al trabajo de la condición de discípulo del seminarista. En tercer lugar, en los últimos cuatro años, se busca que el seminarista se configure con el Señor. Esta última etapa coincide con los estudios de teología”.

En relación a su desafío para alcanzar el doctorado, indica que estudiará en la  Universidad Gregoriana, en Roma y el primer año consistirá en tomar algunos cursos y en elegir el tema del trabajo de doctorado. A partir del segundo año, se abocaré a trabajar de lleno en la tesis. 

Manifiesta que se siente muy contento, con este gran desafío, “porque creo que esta oportunidad es un regalo de Dios por medio de su Iglesia, manifestado en la confianza y apoyo del obispo” y añade que estos estudios significarán profundizar su servicio a la Iglesia. “Espero, como he querido hacerlo hasta ahora, seguir poniéndome a disposición de mi Iglesia diocesana”.

Finalmente, estima que “la formación siempre es necesaria, y lo es también en esta dimensión. Creo que todo sacerdote debe estar atento a buscarla y pedirla. Es necesario hacer un discernimiento teniendo en cuenta lo que sea más beneficioso para la propia diócesis y las características personales. De esta manera, se descubre cuál es la voluntad de Dios. Creo que todos debemos animarnos a formarnos, descubriendo en qué manera”. 

Arzobispado de la Ssma. Concepción
Caupolican #491 Concepción
fono: (41)2626100 - Casilla:65 - C