Vocación Docente: protagonista de la educación en pandemia

Durante el último tiempo, como sociedad hemos tenido que enfrentar distintos tipos de adversidades, debiendo modificar la manera de trabajar y de relacionarnos con el objetivo de adaptarnos a las necesidades que ya se han vuelto cotidianas.

En educación el escenario también cambió, dando paso a una nueva y desafiante realidad, la cual evidenció con fuerza el sentido de vocación de las profesoras y profesores, quienes asumieron con compromiso y dedicación la misión de encontrar formas de educar y acompañar a sus estudiantes de manera remota, permitiendo la continuidad de su proceso formativo.

Actualmente, la presencialidad en las salas de clases cada día es mayor, poniendo nuevamente a prueba la capacidad de adaptación de los educadores y los establecimientos educacionales, que deben hacer cumplir las normas sanitarias para permitir un retorno seguro de los estudiantes.

Frente a estos paradigmas, los profesores han sido los líderes y protagonistas de cada proceso, trabajando con esfuerzo en una educación humanizadora, que sitúe en el centro a la persona, poniendo en práctica el buen trato, la comprensión y el apoyo que se pueda ofrecer a cada estudiante y a sus familias.

Nuestro Arzobispo, Monseñor Fernando Chomali, en la Eucaristía por el Día del Profesor, destacó el esfuerzo que han realizado los docentes en tiempo de pandemia: «Con creatividad y muchas dificultades ustedes han logrado estar en contacto con los estudiantes, eso es muy valorable. A muy pocos alumnos le ha faltado una guía, un mensaje o cercanía, eso demuestra que en ustedes más que un trabajo existe vocación».

Esta dedicación les permitió acompañar, a pesar de la distancia, a los estudiantes en su proceso de aprendizaje académico y valórico. En este sentido, para facilitar el proceso educativo actual, es necesaria una formación constante a quienes conforman el equipo docente de cada establecimiento, promoviendo nuevos métodos pedagógicos, centrados en el futuro de los estudiantes y ayudándolos a descubrir su propia vocación.

Como Vicaría Episcopal para la Educación, saludamos afectuosamente a los profesores y profesoras que en este mes de octubre celebran su día. Les animamos a continuar con fuerza en esta bella misión de educar.

 

Adriana Fernández Álvarez
Delegada Episcopal para la Educación

Publicado el: 20 octubre, 2021