Arzobispado ha formado a 1.600 Agentes pastorales para prevenir abusos

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 5 agosto, 2019

Para conocimiento de nuestra comunidad, reproducimos la información publicada en diario El Sur de Concepción, en su edición del lunes 5 de agosto, referido al proceso de formación que lleva adelante la Comisión de Prevención y Abusos y Acompañamiento de Víctimas del Arzobispado de Concepción.

Comisión Especial se creó hace 2 años

Arzobispado ha formado a 1.600 Agentes pastorales para prevenir abusos

. María Soledad Grandón, coordinadora de la instancia, contó que el objetivo es inculcar en laicos, sacerdotes y religiosas, el respeto, principalmente, hacia menores de edad.  

Más de 1.600 agentes pastorales ha formado la Comisión de Prevención y Abusos y Acompañamiento a las Víctimas del Arzobispado de Concepción.

La instancia permite capacitar a laicos, profesionales, sacerdotes y religiosas en buenos tratos para evitar eventuales abusos sexuales y de poder en sus círculos cercanos, con especial atención en menores de edad.

María Soledad Grandón, coordinadora de la comisión, explicó que este trabajo se inicio hace al menos cuatro años, sin embargo, fue en 2017 cuando adquirió más formalidad con la definición de programas y periodicidad en su implementación.

Lo anterior fue revelado a través de un comunicado que envió el Arzobispado de Concepción para detallar los avances de los últimos procesos canónicos que se han iniciado en contra de sacerdotes penquistas tras haber sido denunciados por abusos sexuales (ver recuadro).

Esto se conoce la misma semana en la que, a nivel nacional, se han conocido detalles de los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Ro0berto Poblete, ícono del Hogar de Cristo.

Explicación

“La Comisión de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las Víctimas , ha realizado una intensa labor al interior de nuestras comunidades cristianas – parroquias, movimientos, instituciones educativas, etc.-, capacitando, a la fecha a más de 1.500 agentes pastorales, para que nunca más se registren abusos, por lo que todos  estamos empeñados”, indicaron en e l comunicado.

Añadieron que ·esta acción ha permitido la formación de 40 profesionales, con la finalidad de crear nuevos equipos de formadores para llegar a más lugares de la diócesis. Además, el desafío de la Comisión es que, a la brevedad, en cada parroquia y realidad pastoral, existan equipos de prevención de abusos”.

Además, indicaron que “los órganos de recepción de denuncias, prevención y acompañamiento a las víctimas, así como los referidos a la justicia canónica en la Iglesia de Concepción, siguen trabajando. Hacemos notar también la disposición a colaborar con la justicia civil y las instituciones dependientes del mismo, para esclarecer los hechos denunciados”.

Educar a formadores

Para alcanzar dicho objetivo, la comisión se impuso como primera tarea formar a profesionales que permitan ampliar la cobertura del programa de agentes pastorales. Esto, debido al alto interés que existe acerca de este y la prioridad que generó el Arzobispado para atender los temas de abusos.

Eso sí, María Soledad Grandón enfatizó en que este trabajo es previo a las denuncias y ya acumula varios años de ejecución: “Esto ha ido de a poco, pero han pasado dos desde que tenemos un programa creado para esto, mismo periodo en que se me designó como coordinadora y que formamos el equipo a cargo de los formadores”.

La capacitación de nuevos formadores se hace en jornadas que duran cerca de tres días, donde se estudia a fondo el comportamiento humano y qué acciones se pueden realizar para evitar los abusos, que es la puerta de entrada para poder llegar a más laicos y así crear más consciencia acerca de los abusos, manifestó.

La meta, ahora, dijo, es que “una vez que podamos tener más formadores queremos rediseñar programas para llegar a más comunidades y así responder a las solicitudes que nos llegan desde diversos puntos de nuestras arquidiócesis”.

En un comunicado enviado la semana pasada, el Arzobispado de Concepción recordó que a partir de 2018 comenzó a recibir denuncias de abuso sexual yt de poder en contra de de sacerdotes de la zona. A la fecha se han iniciado cuatro investigaciones. En el documento se detalló que el Vaticano instruyó que para cada caso se realizara un proceso penal administrativo. Sin embargo, “uno de los denunciados solicitó que el proceso fuese cambiado a proceso penal judicial, lo que fue concedido. Los procesos implican que todos los que actúen sean sacerdotes canonistas (3 miembros para los procesos administrativos y 6 para el penal judicial”), indicaron.

Efecto multiplicador

Paralelamente la comisión también ha preparado a 40 profesionales para que conformen más equipos formadores y así puedan llegar a más lugare

Más Iglesia Arquidiocesana