Arzobispo de Concepción realizó homenaje póstumo a coordinadora del Decanato de Arauco

Más Arquidiócesis

Publicado el: 29 octubre, 2021

El Arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomali, realizó un homenaje póstumo a la joven coordinadora del Decanato de Arauco, Marianela de Lourdes González Peña (Q.E.P.D.), nombrando un salón de la iglesia San José de Concepción en su honor, Espacio que será dedicado para el encuentro de jóvenes participantes de la Vicaría Pastoral de Juventud (VPJ), donde participó activamente en el servicio de Dios.

Mane, como la conocían sus cercanos, se destacó por mantener un firme caminar bajo el amor hacia el Padre, inició tempranamente su participación en la parroquia Santa Cecilia de Contulmo, lugar en el que más tarde fue recibida como hija de Dios mediante el Bautismo y convirtiéndose en Apóstol de Cristo a través del sacramento de la confirmación. Con el pasar del tiempo, se aferró a su vida eucarística siendo misionera de la Congregación Hermanas del Niño Jesús, viajando a Argentina para compartir la palabra de Dios. 

Además de esto, Marianela fue voluntaria papal durante la visita que realizó el Papa Francisco a nuestro país, para más tarde convertirse en coordinadora de la Pastoral Juvenil del Decanato Arauco. Así, entregó gran parte de su vida para anunciar y amar a Jesús con sus acciones al servicio de Dios, siendo un ejemplo a seguir para muchos jóvenes cristianos. 

Carlos González, su padre, se mostró agradecido por la ceremonia en su honor y destacó la importancia de la participación joven en la iglesia, además de la oportunidad de brindar un espacio para el desarrollo de actividades pastorales. 

“Esta ceremonia es muy linda, porque hoy en día tenemos a pocos jóvenes comprometidos con el servicio a Dios y el que tengamos un espacio para ellos, hace muy bien para aumentar su participación… A veces pensamos que los jóvenes no van a la iglesia, pero si van, si están con Cristo”.

Monseñor Fernando Chomali se refirió al servicio dado por la Marianela como “una vida muy feliz, porque para ella su vida giraba en torno al Señor, a la comunidad, a la misión, al estudio, en definitiva entendió que la vida es para darla por Dios”, comentó el Arzobispo de Concepción.

También, el Arzobispo mencionó que “ella va a seguir presente para todos nosotros mediante su oración y su intercesión ante el Padre, seguirá siendo misionera”.

Para Milton Gioia, coordinador de VPJ, el aporte que generó Mane dentro del grupo resulta un ejemplo. “Ella llevó una vida activa como cristiana y siempre fue un ejemplo para toda la comunidad. Se presentó una gran cantidad de personas en su despedida y eso habla y es testimonio de lo que fue su entrega hacía Dios y el amor que le tenían. Por ello hoy conmemoramos su vida y todo lo que nos ha dejado”, comentó el coordinador de VPJ.

Más Arquidiócesis