¿Cómo obtener una indulgencia plenaria para los fieles difuntos?

Más Noticias

Publicado el: 2 noviembre, 2021

Hoy, 2 de noviembre, la Iglesia conmemora y pide por Todos los Fieles Difuntos, que aún no han alcanzado el Cielo y se encuentran en el Purgatorio. 

De acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica, aquellas personas que mueren en gracia y amistad con Dios, pero que aunque están seguros de su eterna salvación, están imperfectamente purificados, “sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo”.

Por este motivo, desde los primeros tiempos, la Iglesia ha ofrecido sufragios por ellos y recomienda las limosnas, obras de penitencia e indulgencias en su favor.

Es así que debido a la pandemia de covid-19, la Penitenciaría Apostólica extendió los beneficios espirituales concedidos en 2020, prorrogando las Indulgencias Plenarias para los fieles difuntos para todo el mes de noviembre de 2021

De esta forma, “la indulgencia plenaria para los que visiten un cementerio y recen por los difuntos, aunque sólo sea mentalmente, establecida por regla general sólo en días concretos del 1 al 8 de noviembre, podrá ser trasladada a otros días del mismo mes hasta que acabe.”

“Estos días, elegidos libremente por los fieles, también pueden ser independientes entre sí”, señala el Decreto

Además, “la indulgencia plenaria del 2 de noviembre, establecida con ocasión de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos para los que visiten piadosamente una iglesia u oratorio y reciten allí el ‘Padre Nuestro’ y el ‘Credo’, puede ser transferida no sólo al domingo anterior o posterior o al día de la solemnidad de Todos los Santos, sino también a otro día del mes de noviembre, libremente elegido por cada uno de los fieles”

El Decreto explica que en el caso de los ancianos, enfermos y todos aquellos que por motivos graves no puedan salir de su casa, “podrán obtener la indulgencia plenaria siempre que se unan espiritualmente a todos los demás fieles, completamente desapegados de pecado y con la intención de cumplir cuanto antes las tres condiciones habituales”. Estas personas deberán orar por los difuntos ante una imagen de Jesús o de la Santísima Virgen María. 

Las tres condiciones habituales para obtener una indulgencia son: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre. 

Más Noticias