Comunidad de Yumbel apenada por fallecimiento de don Eduardo Cabeza

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 21 agosto, 2019

Con gran pesar, la comunidad de la parroquia y santuario San Sebastián de Yumbel, lamenta el fallecimiento de don Eduardo Alberto Cabeza Neira. (Q.E.P.D.), quien fue un gran trabajador y colaborador en la tarea de la Iglesia, en esa zona. Sus restos son velados en su domicilio en Villa Nueva Amanecer calle Esmeralda  391, Yumbel y sus funerales se realizarán este viernes 23 de agosto, después de una Misa, a las 12:00 horas.

Don Eduardo falleció a la edad de los 54 años. Con su partida se le recuerda como una gran persona.  Formó matrimonio con la señora Ema del Carmen Gajardo Robles, padres de dos hijos,  Alberto  Eduardo y Paola Andrea; su familia la integrada, además,  su nieta Maithe Andrea Morales Cabeza,  quien le daba la energía para seguir luchando por su vida, como siempre manifestaba a sus más cercanos. Sobreviven su madre Lucía y otros hermanos.

Hoy se le reconoce, entre sus compañeros de trabajo y sus amistades, una persona muy eficiente en todo lo que asumía; destacó por su gran espíritu social, acudía a los campos en el momento más oportuno para llevar ayuda a los necesitados, no importando la lejanía y la hora. Se le reconoce su buen trato y siempre abierta disposición al servicio y a colaborar en lo que pudiera.

Entre las diversas responsabilidades que tuvo, fue catequista  en  los lugares más apartados de la parroquia y se desempeñó como asistente paramédico en diferentes centros de atención dentro de la comuna de Yumbel.

Don Eduardo comenzó su desempeñó laboral, en la parroquia y santuario, el 01 de febrero de 1989, durante la administración del padre Pedro Campos Menchaca, como encargado del policlínico San Francisco y del hogar de ancianos., trabajando despúes junto al padre Pedro Tapia. El año 2006 asumió actividades administrativas en la oficina parroquial del santuario, durla administración del padre Luis Castro Ávila y desde entonces y hasta antes de su fallecimiento continuaba en estas labores, mostrando siempre su entrega y servicio con profundo espíritu cristiano, colaborando con la administración de la parroquia y santuario con los padres Bernardo Álvarez y, en la actualidad, con el padre Claudio Placencia.

 

 

Más Iglesia Arquidiocesana