“El amor todo lo puede”: padres de Borja agradecen apoyo en cruzada solidaria y hablan sobre el futuro del pequeño

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 2 octubre, 2020

La historia de Borja Díaz conmovió a todo el país. Es por ello que millones de personas no tardaron en manifestar su alegría y buenos deseos a la familia del infante, tras conocer que sus padres habían ganado la Lotería Mundial y el niño obtendría el medicamento más caro del mundo.

Si bien la meta de la popular campaña #AyudemosABorja se fijó para diciembre de 2020, pues el tratamiento está probado en infantes de menos de dos años y en febrero de 2021 se cumpliría dicho plazo, la adjudicación del fármaco cambió todo para bien.

El agradecimiento de la familia Díaz-Caro es infinito. María José, madre de Borja, explicó que como padres conocían la existencia de esta Lotería gracias a las redes sociales y a su participación en foros internacionales. “Fue en enero de 2020 que nos enteramos de esta posibilidad y desde ahí hicimos lo imposible para postular”.

No obstante, la postulación resultó ser un proceso complejo. Esto, debido a la especificidad de los requisitos que se debían cumplir para ser considerados. “Pedían ciertas condiciones de Borja, que lo postulara un neurólogo, incluso un centro hospitalario podía hacerlo, y eso fue lo más difícil, pues se tenía que cumplir con ciertas condiciones médicas y técnicas”, puntualizó María José.

Caro relata que fue en junio de 2020 cuando supieron que, efectivamente, podrían postular. “Cuando entramos ya habían ganado algunos, entonces las posibilidades de ganar se redujeron. Pasó un mes completo donde sabíamos que había sorteos cada dos semanas, pero no nos informaban si es que quedaban dosis disponibles. En ese momento decidimos como familia que no podíamos dejar el futuro al azar”, dijo.

Una campaña de amor

La madre de Borja comentó que el amor por la vida de su hijo fue lo que incentivó esta campaña. Pese a esto, la noticia los tomó por total sorpresa. “Había pasado tanto tiempo que nosotros lo dábamos por perdido. Nuestras esperanzas estaban en la campaña. Sin embargo, fue la doctora quien nos contó lo que pasaba. Yo lloraba de emoción y Rodrigo, estupefacto. Fue algo maravilloso, todavía nos cuesta creerlo”.

De acuerdo a María José el lema de esta campaña ‘el amor todo lo puede’ fue el principal motor. “El amor de nosotros como padres, y el amor de todas las personas que oraron por Borjita, y que nunca perdieron la fe. Sabemos que esto era una campaña de dinero, pero si no teníamos fe esto no iba a resultar y milagrosamente ocurrió, yo creo que por todas las oraciones y buenos deseos ocurrió este milagro”, relató.

“La cantidad de mensajes que hemos recibido ha sido realmente increíble. Esto es un momento maravilloso. No nos queda más que agradecer el amor, la constancia en las oraciones y el estar ahí apoyándonos”, agregó la madre de Borja.

Lo que viene

Si bien el acceso al medicamento marca una nueva etapa en el tratamiento y pronta recuperación de Borja, esto sólo es el inicio. “Primero, Borja debe mejorar su estado de salud y recuperar el peso perdido. Luego, viene el tema del fármaco que debería ser de aquí a un mes. Más tarde, cuando pase la pandemia, tenemos planeado un viaje a Estados Unidos para visitar a un doctor que es una eminencia en la enfermedad”.

Por otra parte, María José y su esposo, desean poder ayudar a quienes estén pasando por una situación similar. “Nosotros tuvimos, gracias a Dios, una gran difusión por parte de los medios, pero existen otras familias que necesitan ayuda y queremos apoyarlos. Avanzamos y Borja va a lograrlo, y deseamos que otros niños también lo hagan. Sacamos una energía increíble para salir adelante, pero no todos la tienen y queremos ayudarlos”.

Más Iglesia Arquidiocesana