Los 7 años de pontificado de Francisco

Más Iglesia Arquidiocesana

Publicado el: 25 marzo, 2019

En su edición del domingo 24 de marzo, Diario Concepción publicó un artículo de Monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción,  en el cual aborda el tema del Pontificado del Papa Francisco, quien inicia su séptimo año a la cabeza de la Iglesia Católica.

El Papa Francisco comienza su séptimo año de Pontificado. No deja de sorprender. Instaló en el Vaticano lavadoras para que las personas que viven en la calle puedan lavar su ropa. Celebró su cumpleaños en la Plaza de San Pedro con ellos. ¡Pizza para todos! Estaba feliz. Se escapa a los hospitales  y las hospederías de Roma para estar con los más pobres. Lo suyo son los inmigrantes, los sin techo, los marginados de la sociedad. Su proyecto pastoral es anunciar el Evangelio pero también trabajar arduamente por la justicia social. Sueña con que todos los seres humanos tengan Trabajo, techo, y tierra (las tres T).

El Papa promueve un estilo de vida sencillo, sin aspavientos, piensan que las sociedades que se rigen única y exclusivamente por las leyes de la oferta y la demanda no logran mayor justicia ni una mejor distribución de los bienes. El Papa cree que la sociedad occidental ha endiosado el dinero y ha ido dejando mucha gente en el camino, los ancianos, los que están en el vientre materno con alguna malformación congénita.

Al Papa le duele como se ha ido desintegrando la familia y el dolor que ello ha causado a tantas personas, especialmente a las madres e hijos abandonados. Le duele una sociedad del descarte, donde solo tienen espacio los que producen y consumen. Al Papa le preocupa la naturaleza que se ha visto dañada por el consumo ilimitado que se pretende imponer en la sociedad. Detrás de esto se esconde un afán de construir una sociedad al margen de Dios, lo que inevitablemente ha atentado en contra del propio hombre. A los católicos nos ha animado a dar testimonio de nuestra fe de manera más clara y a vivir de manera coherente. Ello ha sido motivo de reflexión en la Arquidiócesis de Concepción y que nos condujo a realizar un sínodo.

El Papa ha comprendido con claridad que los abusos al interior de la Iglesia han dañado a las víctimas, a la Iglesia y a toda la sociedad. Está decidido a terminar con este flagelo. Es un compromiso sin vuelta atrás al cual nos hemos sumado todos.

El Papa es un hombre de Dios, tiene la libertad del creyente que sabe que tendrá que rendir cuentas por lo hecho. Es un hombre de oración, que sabe distinguir el trigo de la cizaña, los fines de los medios, y que no se pierde a la hora de actuar cuando el bien común lo exige. Siempre para mayor gloria de Dios. A San Ignacio y a San Francisco los lleva en el corazón y ese se trasluce en lo que piensa, en lo que dice y en lo que hace. Gracias por estos 6 años de Pontificado. Creyentes y no creyentes te lo agradecen.

Fernando Chomali Garib

Arzobispo de Concepción

Más Iglesia Arquidiocesana