Misa de la Cena del Señor: «Nadie tiene más amor que el que da la vida por los demás»

Más Noticias

Publicado el: 15 abril, 2022

La tarde del jueves 14 de abril, se realizó la Eucaristía de la Cena del Señor en la Catedral de Concepción, «Estamos entrando en el corazón de esta Semana Santa», mencionó el Arzobispo Fernando Chomali, quien presidió la celebración que da paso al Triduo Pascual y evoca la última cena de Jesús con sus discípulos.

«En la cual el Señor Jesús en la noche en que iba a ser entregado, habiendo amado hasta el extremo a los suyos que estaban en el mundo, ofreció a Dios Padre su Cuerpo y su Sangre bajo las especies del pan y del vino y los entregó a los apóstoles para que los sumiesen, mandándoles que ellos y sus sucesores en el sacerdocio también los ofreciesen” (CE, 297).

En la celebración se pone el foco en dos acontecimientos que tienen su origen en la Última Cena: la institución de la Eucaristía y la instauración del Orden Sacerdotal. Además, en coordinación con la Vicaría Pastoral Social, se realizó el signo del lavado de pies.

En su homilía, Monseñor Fernando Chomali puso énfasis en la importancia de entregarse a los demás: «Jesucristo hace lo mismo, pero llega al extremo, porque Él no da un tiempo, no da dinero como lo hacemos nosotros, Él se da a Sí mismo. Nadie tiene más amor que el que da la vida por los demás».

«Nos dejó un mandamiento nuevo, que nos amemos los unos a los otros como Él nos ha amado», continuó diciendo el Arzobispo, quien invitó a los presentes a asimilarse a Él, amando y sirviendo, como Jesucristo lo hace lavando los pies a los discípulos.

En este sentido, explicó el porqué de este signo: «Quien lavaba los pies en los tiempos de Jesús eran los esclavos, porque los pies eran considerados inmundos, no dignos. Él se hace esclavo y en esa bajeza demuestra su grandeza. Una vida comunitaria va generando la Iglesia de Dios, que está llamada a servir y no a ser servidos».

Por esto, Monseñor Chomali indicó que estamos viviendo una paradoja, porque «desde pequeños nos enseñan a competir por los primeros lugares y el Señor nos dice no, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos».

«Nos enseñan a vivir aislados, muy preocupados de nosotros mismos (…) El cristianismo es el extremo del amor, pero no es teoría, Jesucristo lo dio».

Finalmente motivó a la comunidad a abandonar la mundanidad espiritual y recordó las palabras de San Pablo: «Jesucristo me amó y se entregó por mí. Ese es nuestro valor, esa es nuestra dignidad, esa es nuestra alegría y nuestra fortaleza.”

Al finalizar la Eucaristía, se realizó el traslado del Santísimo Sacramento al Monumento de la Catedral, en donde permanecerá durante estos días.

Semana Santa

El programa de Semana Santa para el Templo Catedral de Concepción es el siguiente:

Viernes Santo: Via Crucis desde Iglesia San José hacia la Catedral 16.00 hrs

Sábado Santo: Retiro a cargo del electo Obispo Auxiliar, pbro. Bernardo Álvarez 10.00 a 12.00 hrs – Vigilia Pascual 20.00 hrs.

Domingo: Misa de la Resurrección 12.00 hrs.

 

 

 

 

 

Más Noticias